HORROR: ¿Otro pudo haber violado a la beba sanjuanina?

La Justicia debe investigar si el sangrado se debió efectivamente a un abuso sexual. Y en segundo lugar, determinar el autor del aberrante hecho.


Aún en feria, la Justicia de San Juan organiza la investigación de una denuncia que trascendió por lo aberrante del caso: el presunto abuso sexual a una beba de apenas 1 año y 10 meses, con graves problemas de salud.

La denuncia fue formulada por el médico de cabecera de la niña, ante ANIVI, a fines de diciembre, luego de que la mamá de la nena hallara sangre en el pañal de la chiquita.

La sospecha fue apuntada hacia el enfermero de nacionalidad peruana que la atendía de forma domiciliaria. Sin embargo, no figura su nombre en la denuncia formal. De hecho, el sujeto dice que el sangrado se debe a la sonda que tiene la beba.

Por ello, la Justicia deberá investigar con una pericia, en primer lugar, si el sangrado es por lesiones de abuso sexual o resultado de una mala manipulación de la sonda.

De confirmarse el abuso, se abre un interrogante terrible. ¿Quién fue? En la casa donde vive la chiquita viven otros varones, familiares de la menor. Y por terrible que suene, estadísticamete en la mayoría de los casos de abuso sexual contra menores, los autores suelen ser familiares o allegados a la víctima.

 

¿Qué opinas de esta nota?