Pasaron a sala común al joven accidentado en una pileta durante su cumpleaños

El joven mueve los pies y las manos. Debido a su rápida evolución y a la respuesta favorable a la medicación, el mismo salió de terapia intensiva. “Increíble el avance, estamos felices”, expresó su hermana.


La recuperación de Ignacio Gómez, el cual sufrió una grave fractura en su columna el pasado 1 de enero en Paraná al ser arrojado a una pileta durante el festejo de su cumpleaños, avanza mejor de lo esperado. Tanto es así que el joven ya fue pasado a una sala común.

Lo confirmó su hermana, Pamela. “Gracias infinitas a todos por sus palabras y oración. Increíble el avance, estamos felices”, señaló en Facebook.

Contó que Ignacio se encuentra en la habitación 307. “Pedimos que no vayan de a muchas personas, es importante no tocarlo y llevar alcohol en gel”, manifestó a la vez que pidió “silencio durante el horario de visita, de 15 a 17, puesto que “en la habitación hay otra persona internada junto a él”.

“Debe hacer una medicación para evitar el shock medular, que se hace un desinflamatorio muy potente por 48 horas. Si evoluciona favorablemente se hace un control de resonancia para empezar la etapa de rehabilitación”, había adelantado a Elonce TV el jefe de Terapia Intensiva del hospital San Martín, Guillermo Grieve.

Misa de acción de gracias
Por otra parte, desde la Capilla Sagrada Familia, convocaron para este sábado, a las 20, a “una misa con la presencia de la familia y amigos de Ignacio Gómez y todos los deseen acompañar”.

“Nos uniremos en oración de acción de gracias, pidiendo por la salud y su pronta recuperación”, señalaron.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir