UN EJEMPLO: Se recibió de Ingeniero Químico con un promedio de 9,34 y recibió una medalla de oro

Lucas Machín, es un ejemplo para todo Tucumán por su dedicación. "Siempre me dediqué a lo que hago, me gusta dar el 100% en las tareas que realizo y lo hago para sentirme bien no para recibir algo a cambio", manifestó

Egresado en 2010 del Instituto Nuestra Señora de Luján, Lucas M. Machín Ferrero decidió estudiar ingeniería química y siete años después se convirtió en el egresado con mayor promedio de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la Universidad Nacional de Tucumán .

Con 9,34 de promedio, Machín obtuvo una medalla de oro y el premio «Ingeniero
Roberto A. Herrera». «Recibirlo fue algo sumamente gratificante. No lo esperaba. Siempre me dediqué a lo que hago, me gusta dar el 100% en las tareas que realizo y lo hago para sentirme bien no para recibir algo a cambio. Estas cosas dan impulso para seguir avanzando y generar más hechos a futuro», sostuvo a La Gaceta.

Lo importante de esta noticia, además, no sólo es el promedio de este estudiante
brillante ni su medalla de oro sino las pocas personas que egresan de este tipo de
fundamentales carreras. Según los datos oficiales del Ministerio de Educación de la
Nación entre 2014 y 2015, el 45% eligió el área de Ciencias Sociales y Jurídicas; seguidas
por el 34% en Ciencias de la Salud; 8% en Artes y Humanidades; 7% en computación,
ingeniería y arquitectura; 4 % en Ciencias y un 1% en las restantes.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir