La emocionante historia de una perra que amamantó durante meses a un leopardo bebé

Un cachorro de leopardo, que convive con un grupo de perros, es furor en las redes sociales y sus imágenes causan ternura entre los usuarios.

Un pequeño ejemplar de leopardo, conocida como “Milasha”, nació a fines de 2017 en el zoo de Sadgorod, Vladivostok, Rusia. Se trata de un bebé deAmur, una especie muy extraña de la cual quedan 25 ejemplares en el mundo. Tras la muerte de varios hermanitos en mano de su propia madre, los veterinario del lugar decidieron poner a la cachorra al cuidado de una perra que se encontraba amamantando a cuatro bebés. Es así, que las nuevas imágenes de la familia hicieron explotar de amor a los usuarios de las redes.

Cuando Milasha nació, los especialistas del zoológico tuvieron que separarla de su mamá, ya que la misma leoparda había terminado con la vida de varios de sus hijos. El temor de que la especie se encuentre dentro de los animales en peligro de extinción hizo que los propios veterinarios alejen a la pequeña de su madre.

 “El pequeño leopardo está aumentando de peso, es muy activo, juega un poco, mordisquea a su madre adoptiva y parece feliz”, destacó hace unos meses Viktor Agafonov, veterinario del zoológico.

En 2018, la cachorra alcanzó su primera año. Pero lo que definitivamente llama la atención de los usuarios de las redes es que Milasha fue alimentada por una Golden Retriever y criada junto a un grupo de perros“Desde los cinco meses Milasha tiene como compañera de juegos a Elza [pastora de Kazajistán], una robusta perra pastora de Kazajistán, que como buena molosa está más hecha que los golden para lidiar con osos, lobos y —por supuesto— leopardos”, explicó el diario El País.

Los profesionales del lugar aguardan que Milasha finalmente forme pareja con un ejemplar de su especie. Por su especial carácter, los veterinarios esperan que no tenga la misma relación que su madre con sus futuros hijos.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir