Macri criticó a la jueza que liberó a un motochorro: “Así no hay policía que alcance”

El Presidente escribió un mensaje en su cuenta de Twitter

El presidente Mauricio Macri se sumó a la ola de críticas a la jueza Patricia Guichandut, quien liberó a un motochorro que robó un celular luego de que el delincuente pagara 700 pesos. En un mensaje en su cuenta de Twitter, el mandatario destacó que «las Fuerzas de Seguridad están haciendo su trabajo en la calle pero con una Justicia así no hay policía que alcance«.

«Es indignante el caso de la Jueza que nuevamente liberó a motochorros con antecedentes penales y prohibición de ingreso al país«, escribió Macri.

Más temprano este jueves, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta también consideró “escandaloso” el proceder de la jueza que aparentemente había dejado en libertad a un ciudadano uruguayo que tenía condenas por delitos anteriores y un pedido de expulsión del país y que había sido detenido en el barrio de Boedo acusado de haber robado un celuar. “Estoy un poco caliente por el caso de la jueza que ayer que liberó al motochorro tres veces condenado. Un tipo con pedido de expulsión de la Argentina dictaminada, lo volvemos a agarrar en Boedo y lo liberan en 24 horas”, manifestó Rodríguez Larreta a radio Mitre.

Sin embargo, en un comunicado, la magistrada rechazó haber intervenido en el caso de los delincuentes detenidos en Boedo.

El Jefe de Gobierno se refirió a un caso en el que dos “motochorros» con antecedentes penales, uno de ellos de nacionalidad uruguaya con prohibición de entrar a la Argentina, fueron detenidos por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Boedo.

Personal motorizado recorría la zona cuando sobre la calle Virrey Liniers al 900observaron a dos sujetos en una moto, quienes al advertir la presencia policial realizaron una maniobra evasiva y se ocultaron tras un camión estacionado.

Esta actitud llamó la atención de los efectivos por lo que se aproximaron a fin de identificar a los sospechosos, y al consultar los datos el sistema arrojó que quien conducía la moto, un ciudadano uruguayo de 36 años, tenía un impedimento de ingreso al país con expulsión en caso de ser hallado.

La solicitud era del Juzgado Nacional de Ejecución Penal número 4, a cargo de Marcelo Peluzzi. Asimismo su acompañante también registraba un pedido de captura vigente por robo. Inicialmente, intervino en la causa el juzgado de Guichandut, pero derivó el caso al juez Peluzzi, quien había ordenado la detención.

El descargo de la jueza

La jueza Patricia Guichandut

La jueza Patricia Guichandut

En un comunicado, la magistrada Patricia Guichandut dinfudió un comunicado de prensa en el que aseguró que no estaba al tanto del prontuario del delincuente que fue liberado luego de pagar 700 pesos y defendió su resolución: “Como consecuencia de la suspensión de juicio a prueba, le impuse a Jurado Mora varias reglas de conducta entre las que se cuenta el pago de una suma dineraria en concepto de reparación del daño causado a la víctima, como lo señala la ley en la medida de las posibilidades del nombrado”.

Además, la magistrada se desligó del caso del ciudadano uruguayo que fue detenido en Boedo.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir