Milo estuvo al borde de la muerte y hoy pudo volver a sonreír

“Casi un mes sin verte sonreír y al fin lo hiciste. Sos un grande la verdad, parece que sabes cuando estoy triste que haces estas cosas maravillosas y me llenas el alma”, expresó la hermana del niño que sigue con su recuperación.


Milo Francisco Díaz Heinze, el niño de tres años que estuvo en gravísimo estado por una sepsis, una grave enfermedad conocida como “el envenenamiento de la sangre”, hace cuatro días que salió de Terapia Intensiva. Y siguen las buenas noticias. Es que en la víspera volvió a expresarse de la forma en que a todos nos gusta verlo: Con una sonrisa.

“Casi un mes sin verte sonreír y al fin lo hiciste. Sos un grande la verdad, parece que sabes cuando estoy triste que haces estas cosas maravillosas y me llenas el alma. Estoy tan feliz por vos, todavía no llegamos al final pero estamos muy cerca y acá vamos a estar para vos”, manifestó su hermana, Paula.

El momento quedó registrado en un video: “Gracias por esa sonrisa que fue la única de la tarde que logre captar, pero a pesar de tu dolor me la regalaste. Te amo y vamos que dentro de poco se te escapan unas palabritas”.

Video:La primera sonrisa de Milo tras un mes de internación

El caso y su evolución
El chico fue internado a principios de enero y lo intervinieron quirúrgicamente el 12 de este mes. La familia había solicitado donantes de sangre de cualquier factor y grupo sanguíneo para reponer las transfusiones que le habían realizado. Y ese día hubo récord de donantes: 50 voluntarios un día sábado.

Y tras una incansable lucha de su familia, del trabajo del personal de salud del hospital San Roque y el apoyo de la sociedad que se sumó masivamente para pedir por el pequeño, llegó días pasados una de las noticias más esperadas: “Después de 27 días en terapia intensiva Milo al fin está en sala”, confirmó su hermana.

La misma confirmó que el pequeño “está consciente pero no habla debido al shock que sufrió, lo cual a medida que este con sus afectos y con estímulo lo volverá a hacer”.
Y fue así que este miércoles esbozó sus primeras sonrisas. Pero obvio que este luchador va por más. El próximo paso será empezar a hablar.

Fuente: El Once.

Compartir