«SÍ QUIERO»: Moya, la homicida de Turcumán, se CASÓ con otro preso en el PENAL de CHIMBAS

La mujer fue declarada culpable en el asesinato del papá de su hija. La actual pareja de Moya estaría vinculada al narcotráfico sanjuanino

Claudia Moya con Alfredo Turcumán

Claudia Moya, la mujer culpable del crimen de Alfredo Turcumán, finalmente se casó tras las rejas. Según trascendió, la unión civil se realizó en el Penal de Chimbas; la mujer se habría enamorado de un hombre también detenido y él estaría ligado a delitos con el narcotráfico.

La semana pasada Moya elevó a la Dirección del Servicio Penitenciario la solicitud de casamiento al Registro Civil dentro de la cárcel. Finalmente Moya y su flamante pareja dieron el «sí» el miércoles en una sala de guardia. El presidario sería apodado como «Pollo» y estaría detenido por delitos vinculados con el narcotráfico sanjuanino.

Foto: Nicolás Mercado para DIARIO MÓVIL

Ahora la «pareja feliz» podrá realizar visitas íntimas, lo que aún no se conoció es cada cuanto podrían mantener sus encuentros, ya que dependen de las normativas de convivencia de cada pabellón.

El asesinato a Turcumán 

El 13 de junio de 2017, Alfredo Turcumán murió tras ser apuñalado por su pareja Claudia Moya. El hecho fue acreditado por la justicia sanjuanina en el 2018 y allí fue sentenciada a 15 años de prisión.

Moya y Turcumán tenían una hija en común, la pequeña tiene un año de edad y convive con su madre dentro de prisión. La mujer mató a su pareja en 2017, y en la juicio ella demostró que también sufrió violencia de género, esa particularidad fue fundamental para que recibiera 15 años de prisión y no cadena perpetua como solicitó la Fiscalia.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir