La historia de AMOR de la abuelita sanjuanina que amasa para pagar la internación de su esposo

Ramón está en estado crítico, pero María Angélica no se rinde y amasa para juntar dinero y pagar la internación de su marido. Después de una vida juntos no imagina cómo seguir sin él.


Foto: Emiliano MIchelli para DIARIO MÓVIL.

Ángel y María son de San Juan Capital, pero se fueron a vivir y a tener sus hijos a Astica, en Valle Fértil. Ella se dedicó junto a su marido a amasar y vender en su casa con su horno a leña en aquel lugar del departamento.

Una casa que es la parada obligada de los choferes de colectivo ya que hogar de María “doña Nena”, como la conocen, queda justo frente a la terminal de ómnibus. Juana, una de sus cinco hijos, vive todavía en Astica, es docente de plástica y dialogó con Diario Móvil: “siempre el 30 de diciembre ellos van a la Capital a pasar todo enero con los otros hijos, 3 vivimos 3n el Valle y 3 en la Capital”, explicó.

“El 13 de enero en la noche mi papá con sus 80 años sufrió un infarto. Lo llevamos en el auto y estuvo en terapia. Él mejoró, pero luego se complicó de nuevo. Él tiene obra social ,provincia porque uno de mis hermanos lo tiene a cargo, pero no tienen coseguro. Y eso es lo que pagmos entre todos. Empezamos vendiendo pollos y luego masas. Mi mamá todos los días, con sus 76 años amasa. Ella está muy triste porque mi papá está muy delicado, su corazón está muy agotado. Ella es el pilar de la familia”, explicó Juana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Juana sigue entera aunque la tristeza la invade. En medio de la charla estaban en pleno trabajo en la casa materna que tienen en Concepción y que quedó para uno de los hermanos. Ellos ven la realidad, pero no se dejan vencer y siguen juntando dinero para que Ángel siga, “hasta que Dios diga”, siendo atendido lo mejor que se pueda.

La historia de María Angélica se popularizó en redes y conmovió a todos los sanjuaninos que piden comprarle a la abuelita, para ayudarla con su noble causa de amor. La abuela se encuentra vendiendo las masas de hojaldre por la calle Colombia 184 este, en Concepción.

NOTA RELACIONADA:

Abuela sanjuanina VENDE masas de hojaldre para costear la INTERNACIÓN de su esposo

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir