Tiene un hijo postrado con una grave enfermedad cerebral: Los están por echar a la calle

Una mamá de Rosario de la Frontera contó el terrible momento que está pasando junto a su hijo Victoriano Cervera.

Un historia conmovió a toda la comunidad de Rosario de la Frontera, después de que se conociera que Victoriano Cervera, un joven con graves problemas de salud, corre el riego de perder su viviendas, tras un fallo judicial en contra en una causa laboral.

Según lo publicado por El Tribuno, Victoriano, tiene 19 años y padece una enfermedad denominada leucoencefalopatía, la cual le provocó a la edad de tres años, una discapacidad del cien por cien.

El niño no puede hablar, ni puede mover sus articulaciones, por lo que es trasladado en una silla especial, adaptada a su necesidad. La única forma de comunicación es su mirada dulce; con su expresión, lo dice todo.

El joven está bajos los cuidados de su madre, Rosa Balderrama, la cual es conocida en la ciudad rosarina, y muy apreciada al igual que su hijo.

Por ese motivo, la comunidad de la Ciudad Termal, inmediatamente al enterarse del fallo judicial, se solidarizó con la terrible situación y viralizaron por las redes sociales la situación, para pedir que no desalojen a Victoriano de su casa.

Una verdadera odisea

La madre de Victoriano, contó en una entrevista, la odisea que está pasando a raíz de este fallo judicial: «Estoy desesperada, ya que mi hijo no puede quedar en la calle. Esta enfermedad, se despertó cuando él tenía tres años, y fue avanzando de manera progresiva, hoy con 19 años, mi hijo, incluso no puede ni comer de sentado, se ahoga con los alimentos».

«Para alimentar a mi hijo, tengo que ponerlo entre mis brazos, y darle de comer, además son muchas comidas que él, por su condición, no puede ingerir», dijo Balderrama.

Por otro lado, la desesperada madre, aclaró que «luego de quedar viuda, quedé sola con mis dos hijos, y con muchas responsabilidades encima, contraté abogados a lo largo de estos años, pero muchos de ellos, solo sacaron ventaja de mi situación».

«He perdido un juicio laboral, y por más que intenté arreglar la situación con un exempleado de mi marido fallecido, no hubo forma de llegar a un acuerdo», relató.

«Yo entiendo la determinación de la Justicia, y la acepto, lo único que pido, es que me den un tiempo para poder vender la casa que me van a rematar, y así pagar lo que indica la Justicia, solo pido tiempo para vender la casa al precio que corresponde, pero el juez y el señor no quieren esperar, ellos solo quieren el dinero», expresó llorando.

Por otro lado, la damnificada manifestó: «No tengo adónde ir a vivir, no puedo dejar a mi hijo en la calle, si realmente tuviera el dinero se lo daría a este señor, pero no lo tengo, sumado a esto, son muchos los gastos que tengo por las condiciones que está Victoriano y ya no sé cómo afrontarlos».

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir