Muere el hombre de los 430 kg

El 38.2 por ciento de la población mayor de 15 años de Estados Unidos sobrevive con obesidad, una casi epidemia que provoca varios muertos todos los años.

Sean Milliken, de 29 años, fue admitido en la sala de urgencias de un hospital. «Tenía problemas respiratorios por una infección, pudieron resucitarlo pero poco después su corazón se detuvo», escribió su padre, Matt Milliken, en un post de Facebook.

Una de sus amigas, Ashley Boone, dijo a los periodistas que será recordado como un tipo «especial». «Definitivamente era un solitario y reservado, pero una vez que lo conocías, mostraba su lado ingenioso. Era extremadamente divertido, artístico y amable».

En 2016, Sean apareció en un reality de televisión (“Mi Vida con 600 Libras”). Pesaba entonces 430 kg. Él y su madre, Renee, se mudaron a Houston con la esperanza de que calificara para una cirugía de pérdida de peso. «No estoy 100% seguro de que esta sea la decisión correcta», dijo Sean en ese momento. Los médicos descartaron la cirugía porque ya estaba muy obeso.

El joven explicó que comenzó a aumentar de peso debido a la dura relación de su padre con su madre. «Fue aterrador. Sentí que mi familia se había desmoronado por mi culpa. Así que me entregué totalmente a la comida. Salía de la escuela y mi mamá estaba en el trabajo, así que volvía a casa e iba directo al refrigerador. Me comía todo y cualquier cosa que pudiera conseguir. Comencé a subir 70 kg al año, y para cuando estaba en la escuela secundaria ya pesaba más de 200 kg».

Sean usaba una barra que colgaba de su techo para sentarse antes de moverse hacia el extremo de la cama, donde se agachaba para orinar en un cubo azul porque era demasiado doloroso pararse. “Me puedo levantar, pero solo puedo caminar unos pocos pasos, así que me quedo en cama sin importar nada. Ya no puedo hacer nada por mí mismo”, dijo hace poco.

Su madre, que murió en 2017 debido a problemas renales, describió cómo su hijo tenía que ser “cuidado de pies a cabeza”. “Sean se ha vuelto tan grande, ya no puedo limpiarlo por mi cuenta, y es muy importante que se mantenga limpio porque se abre llagas con mucha facilidad”.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir