ESCALOFRIANTE: Un joven VIOLÓ A SU PROPIA MADRE

Patricia Ortega (41) tuvo que denunciar a su propio hijo tras los ataques que sufrió.

Un calvario. Eso fue lo que vivió Patricia Ortega (41) por muchos años luego que su hijo cayera en el mundo de las drogas y empezara a mostrar problemas mentales. Y ahora llegó a un punto macabro: el joven de 22 años la violó e intentó matarla.

El hecho ocurrió en Salta. Según la víctima, el padre del joven de 22 años lo introdujo al consumo de las sustancias cuando apenas tenía 7. En el 2015, Patricia Ortega pidió ayuda a diferentes organismos y ONG con el fin de internar a su hijo en rehabilitación pues su abuso de drogas estaba incontrolable. Sin embargo, nadie le hizo caso.

“Golpee todas las puertas, todas las ONG y las comisarías hasta terminar violada por el mismo Estado y la Justicia. ¿Cuántos años en el neuropsiquiátrico solicitando la curatela para poder internarlo en algún instituto extraprovincial y nada?”, declaró la mujer al medio El Tribuno.

Pero recién hace unos días, las cosas se pusieron peor. Según el relato de Patricia Ortega, su hijo la violó e intentó ahorcarla hasta matarla cuando ella estaba durmiendo. Por ese motivo, tuvo que acudir a la policía para denunciarlo.

“Hoy no puedo más, lo tuve que denunciar. Tuve que mandar preso a mi propio hijo, porque él intentó ahorcarme y cuando estuve desvanecida me sacó la ropa y me violó. Desde entonces todo cambió, pasó los límites y me volvió a atacar sexualmente. Tuve que luchar, tuve que defenderme de mi propio hijo para no ser violada nuevamente”, explicó la víctima y madre de su abusador.

Por eso, Patricia Ortega denuncia que no existe un verdadero apoyo a las personas con problemas mentales y abuso de drogas. Tras su denuncia, una jueza lo envió a un centro psiquiátrico por dos semanas y luego fue enviado a prisión por los delitos de tentativa de homicidio en grado de tentativa y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo.

“En un momento deja de ser mi hijo para convertirse en un monstruo irreconocible. No puedo hacer nada por él. Me venció y lo denuncié y terminé enviándolo a la cárcel para ver si él se libera y me deja morir aquí, en este infierno en el que me encuentro sola”, puntualizó entre lágrimas la pobre mujer.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir