Conocé a Pigcasso, la cerda que pinta cuadros y los vende por mil euros

«Definitivamente, tiene talento», afirmó una crítica de arte.

La cerda Pigcasso —bautizada en honor del pintor español Pablo Picasso— se ha convertido en el primer animal en tener su propia galería de arte y en vender los cuadros que pinta por unos 1.000 euros cada uno. Rojo, verde, azul o amarillo son algunos de los colores que esta gorrina africana utiliza para dar forma a este atípico arte porcino. «Definitivamente, tiene talento», afirmó la crítica de arte Marjorie Allthorpe-Guyton a diario El País de España.

Con cuatro semanas de edad, fue rescatada de una empresa cárnica sudafricana por Joanne Lefson, activista y fundadora del refugio Farm Sanctuary en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Con el tiempo, comenzó a jugar e interesarse por los lápices y pinceles de su dueña. «Era lo único que no se comía«, ha comentado Lefson a la revista National Geographfic, que califica el estilo de su mascota como expresionismo abstracto.

Cuando Lefson se percató de su afinidad con la pintura, comenzó a entrenar a Pigcasso con refuerzos positivos —comida a cambio del trabajo bien realizado— para que continuase agarrando los pinceles con su morro y experimentado en un lienzo. Lefson afirma que no la obliga pintar y que «lo hace cuando quiere«.

Con sus 200 kilos de peso, esta cerda rosada realiza sus obras pictóricas tanto en el interior de su estudio del refugio como en exteriores. Siempre con colores llamativos y con trazos enérgicos. Su curiosa historia ha llamado la atención de varios medios de comunicación y de las redes sociales, donde su dueña gestiona su propia cuenta de Instagram y cuelga vídeos del proceso creativo.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir