La justicia sanjuanina aún NO QUIERE que ABORTE la nena violada en el Médano de Oro

"Es prematuro hablar de la interrupción del embarazo”, dijo la Fiscal que lleva adelante el caso de la sanjuanina abusada y embarazada.

El caso que conmociona a San Juan abre nuevamente el debate sobre el aborto. El caso de la nena de 11 años embarazada producto de una violación, es casi un calco al de Tucumán, en aquella provincia no se le practicó y la beba que nació falleció a los días.

En San Juan en cambio, el feto de la nena lleva tres meses de gestación, según la versión judicial, otros sectores aseguran que tiene entre cinco y seis meses de gestación. La mamá y el padrastro de la criatura quedaron detenidos a horas de que salga a luz la noticia, aquel 28 de marzo.

Tras conocerse el embarazo, activistas feministas solicitaron la aplicación del aborto legal, pero inmediatamente la «ola celeste» pidió totalmente lo contrario. 

Más allá de que no se haya aprobado una ley de aborto 100% legal, la justicia hace tiempo emitió un fallo que permite la interrupción del embarazo. El fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia determinó que los abortos legales (como en el caso de una violación) no se deben judicializar. Es por eso que si la familia y la nena no desean el nacimiento del bebé, la justicia sanjuanina podría dar lugar a este fallo judicial.

Una de las palabras autorizadas, es la de la fiscal que lleva adelante el caso, la doctora Claudia Salica, titular de la Fiscalía Correccional número 5. “Según el informe médico legista, tiene entre 19 y 20 semanas de gestación. «Hay que hacer un estudio concreto de ecografías que nos diga con exactitud”. “Esto -el informe preliminar- es una aproximación”, aclaró la funcionaria judical. «Es prematuro hablar de la interrupción del embarazo”, declaró Salica en AM 1020.

Sin embargo, aún no se conocieron si la familia aceptaría que la nena tenga al bebé en sus brazos en el momento del nacimiento.

EL CASO DE LA NENA SANJUANINA: 

La nena asiste a una escuela de el Médano de Oro, en Rawson, tiene 11 años y al descompensarse fue atendida en el centro de salud. Allí se conoció que está esperando un bebé, que tendría tres meses de gestación.

EL CASO DE LA NENA TUCUMANA:

La niña de 11 años que quedó embarazada por abuso sexual de la pareja de su abuela. Pero se cambió el procedimiento informado inicialmente que después de muchos retrasos debían practicarle: un aborto legal.

El Sistema Provincial de Salud de la provincia (Siprosa) le comunicó el martes a la Justicia que llevarían adelante la interrupción voluntaria del embarazo (ILE). La víctima, de 11 años, había manifestado en Cámara Gesell su voluntad de no seguir adelante con la gestación.

Pero en lugar de la interrupción, se decidió hacer una cesárea. La noticia generó el rechazo del movimiento de mujeres y de organizaciones sociales que sostienen que el Estado tucumano revictimizó a la menor. La organización Abogados y Abogadas del NOA en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES), señalaron al Siprosa como responsable de no haber implementado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Días más tarde lamentablemente la beba murió.

 

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir