Mamá sanjuanina busca al ángel donante que le salvó la vida a su hija

Ya pasó más de un año del trasplante de Pachi y su mamá quiere encontrar a la familia del ángel donante (que también era sanjuanino) para agradecerles y mostrarles como su acto solidario se transformó en vida.


El 28 de noviembre de 2016 quedará grabado en toda una familia que luchó contrarreloj para salvarle la vida a su pequeño Maximiliano o Pachi, como todos le dicen, quien recibió ese día un trasplante de hígado que le permitió seguir riendo y jugando.

La mamá de Pachi relató: “Maxi entró al quirófano, como a las 17:00 del día 28/11/16, la operación duró 8 horas, que fueron las más duras de mi vida, no saber que pasaba ahí dentro. Él salió del quirófano a la 1:00 de la mañana del día lunes 29 de noviembre del 2016. Todo salió bien, es lo único que queríamos escuchar y así fue”.

Conmovida, la madre amorosa continuó: “Fue muy duro lo que nos tocó vivir, muy rápido pasó todo de una simple hepatitis terminó en un trasplante, fue mucho para nosotros y aún más para él. Después de esa tremenda operación Maxi comenzó su lucha acompañado con su ángel donante, que querían seguir viviendo. Cada día que pasaba era una pequeña noticia de recuperación (después de tantas malas noticias) pasaron días y días y el como todo guerrero iba para adelante, con el amor de Dios y de la fe y oraciones de todos ustedes”.

Su mamá cuenta como vivió la recuperación: “Pasó mucho de todo esto y es increíble lo bien que está, gracias a Dios. Cuando él nació creí que fue mi mayor felicidad, pero no se compara a esta fecha que el volvió a la vida, no hay mayor alegría que te digan que tu hijo se está recuperando y que vuelve a ser ese niño inquieto, travieso y hermoso que fue antes de toda su enfermedad”.

Para finalizar, la mamá hizo un pedido emocionante: “Sólo tengo palabras de agradecimiento a todos ustedes y en especial a esa familia que tuvo el mayor acto de amor del mundo, la familia del donante, quisiera que leyeran esto y si algún día el destino nos juntase le agradecería eternamente su desicion y quiero que sepan que no fue en vano y que Maxi vive con su ángel donante. Muchas gracias a todos, gracias de parte de Pachi, sus papás y su hermanita”.

¿Qué opinas de esta nota?