Necesita juntar 90.000 dólares para operar a su hija por un terrible CÁNCER CEREBRAL

Organizando una Expo Tatuaje en Hidalgo, el padre de una niña busca reunir poco más de 90 mil pesos para una cirugía de cáncer cerebral.

Francisco Liera Mayoral, un joven tatuador originario de PachucaHidalgo, haría lo que fuera para salvar la vida de su hija Naydelin.

La vida de la pequeña cambió hace dos semanas, cuando sufrió una caída en su escuela. Al ser valorada mediante una resonancia magnética, los médicos se dieron cuenta de algo grave: existía un tumor en una parte de su cerebro, lo que requeriría una intervención quirúrgica para salvar su vida.

Liera Mayoral no ha dejado de buscar el apoyo de conocidos y muchas personas más para reunir poco más de 90 mil pesos que se requieren para la intervención quirúrgica de su hija, por lo cual realizó una publicación en Facebook que le ha traído una sorpresiva respuesta solidaria.

Después de que me quedé sin trabajo conduciendo un tráiler, debido a que tenía que llevar a mi hija a las consultas y revisión, decidí dedicarme a algo que me apasiona que son los tatuajes y solicité apoyo en redes sociales, y la respuesta estuvo ahí”, dijo Francisco Liera a Milenio.

En la publicación, Liera pidió a sus contactos que compartan el texto en el que explica la situación de su hija y pide trabajo, ofertando tatuajes menores a 15 centímetros por 300 pesos.

Sin embargo, poco tiempo después, su publicación se viralizó: comenzó a recibir miles de respuestas y fue compartida más de 157 mil veces.

Esto atrajo la atención de otros tatuadores de Hidalgo, quienes ofrecieron una ayuda muy particular a Francisco: organizar la Expo Tatuaje en Pachuca para recaudar dinero.

Tengo cientos de citas para realizar tatuajes, pero no es suficiente, por lo que un grupo de 12 tatuadores hidalguenses me hablaron para brindar su apoyo, y es por ello que se realizará una Expo Tatuaje el 1 de junio, estoy más que agradecido por esta respuesta”, expresó a medios de comunicación.

Liera explica que aún no se tiene definido el lugar en el que se realizará el evento, aunque se acordó que los tatuadores donarán una parte para cubrir los costos de la operación de Naydelin.

El diagnóstico

En un día normal, Naydelin se cayó en el patio de la escuela a la que asiste cotidianamente. Fue llevada a un Centro de Salud, donde le hicieron una tomografía y dijeron que ‘se encontraba bien’, según Liera.

Posteriormente, Francisco la llevó al Hospital General de Pachuca, donde los médicos también dijeron que se encontraba ‘bien‘, por lo que su padre se quedó tranquilo.

Sin embargo, el viernes 26 de abril, Naydelin perdió la vista de su ojo derecho, el cual también se desvió.

Corrimos al Hospital del Niño DIF en donde la valoraron pero me cobraban 600 pesos por día y mil 800 la tomografía, más 460 la consulta y no tenía ese dinero, tuve que conseguir”, cuenta Liera.

No fue hasta que llegaron a otro hospital, donde atendieron a Naydelin y le hicieron una resonancia magnética. En este último estudio fue cuando se visualizó el daño que ocurrió en su cerebro después del golpe y el tumor, que ahora debe ser extirpado. Actualmente, continúa internada.

Ha sido una pesadilla”, concluye su padre, quien no ha rendido sus esperanzas.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir