Los médicos pronosticaron lo peor en un año: Hoy Noah está aprendiendo a caminar

Cuando Noah nació, los médicos le advirtieron a su madre que su expectativa de
vida era de un año en el mejor de los casos. La microcefalia que le detectaron afectaba,
entre otras cosas, el correcto desarrollo de su cerebro y sistema nervioso, haciendo que
su diagnóstico fuese poco alentador. Casi tres años después y contra todo pronóstico, los
especialistas no dejan de asombrarse con los avances en la salud de este pequeño
cordobés de dos años y 10 meses que, de seguir así, podrá caminar.

Para lograr esto, Noah necesita terminar un tratamiento de kinesiología en el Centro de
Rehabilitación «Rayito de Sol» en Carlos Paz. Lamentablemente a su familia se le hace
muy difícil pagarlo y por esta razón, con el apoyo de la organización social Saun y la
pareja de influencers, Jose Ayerza y Roque Ureta, lanzaron la campaña solidaria «Pasos de Noah». El objetivo de esta es reunir los 270.000 pesos necesarios para cubrir todas
las sesiones que le quedan pendientes para recuperarse.

Sabrina Castro, su madre, tuve que dejar de trabajar para poder cuidar a Noah y sus dos hermanos, Joaquín y Patricio. Por esta razón fue tan importante la ayuda de los donantes para poder costear los tratamientos de su hijo menor
«Simplemente queremos que tenga una buena vida. Que pueda jugar y correr como sus
dos hermanos y el resto de los chicos. Noah no la tuvo nunca fácil y la luchó desde el día
uno», cuenta su madre, Sabrina Castro.

Como la microcefalia lo llevó a tener fallas en las hormonas de crecimiento, sufrió
reiteradas convulsiones y epilepsias, además de verse obligado a usar un botón gástrico,
ya que no podía comer por la boca. Antes de cumplir el año tuvo que pasar por dos
cirugías y tres internaciones en terapia intensiva, en una de las cuales, Sabrina se pasó
cuatro meses durmiendo en una silla de plástico del Hospital de Niños de Córdoba, para
estar siempre a su lado.


«Por suerte, Saun y la gente nos dio una mano enorme, ayudándonos a pagar diferentes
y novedosos tratamientos de rehabilitación integral. El más exitoso, fue uno de regeneración celular que hizo el año pasado en Ecuador. Fue impresionante como
mejoró su salud. Ahora nos queda el último empujón», asegura Sabrina.

Cómo ayudar:

«Todos queremos que Noah camine y todos podemos ayudar. Está bien intentar cambiar
el mundo, pero a veces no se puede y es mejor intentar cambiarle el mundo a una sola
persona», opina la influencer.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir