Luciana, la primera instructora de ZUMBA con Síndrome de Down

Luciana Peralta recibió la capacitación y luego participo de una Másterclass junto a Jesica Cirio.

Siesta en Córdoba. San Vicente está adormecido y sus calles solo cuentan con la presencia de aquellos que se ven obligados a dejar la quietud del hogar. El silencio reina, pero en un rinconcito de este tradicional barrio cordobés, un grupo de mujeres se prepara para ponerle ritmo a la tarde.

Luciana llegó temprano y espera sentadita en la tarima que comience la clase. Cuando la música empieza a sonar, su cara se ilumina y el ritmo se apodera de su cuerpo. Ella tiene 20 años y desde hace aproximadamente uno se dejó atrapar por un nuevo ritmo: el de zumba.

Ella es la gran protagonista de la tarde y dice a Día a Día + Vía Córdoba: “Me gusta mucho bailar, no me pierdo ninguna clase.

Y agrega Natalia Ivon Molina, la instructora a cargo de las clases en barrio San Vicente: “A Luciana le encanta bailar, vive cerca de mi estudio y empezó a hacer clases regulares. A partir de ahí, la marca Zumba le da una beca para que ella sea instructora”.

La jovencita está capacitada para dar clases de Zumba, pero a ella le gustan las dos cosas: poder pasar una coreo y tomar clases. “Ese es el verdadero instructor”, dice Natalia.

Y continúa: “Todos aprendemos de todos, nadie nace sabiendo y esto se trata de un trabajo día a día. Ella va a poder transmitirle a todos sus amigos lo aprendido. Lu tiene una amplia grilla de horarios (hace manualidades, trabaja en una guardería), pero a las clases de Zumba no se las pierde”.

Foto de Nicolás Mercado, exclusivas para DIARIO MÓVIL.

En el grupo están muy felices porque ésta es una posibilidad de abrirse desde otro lado y se sienten gratificados de poder llegar, a través del baile, al corazón del otro. “Es bailar, no importa la técnica, no importa si alguna vez bailaste, siempre es volver a empezar. De eso se trata”, explica la instructora.

Luciana Peralta es la primera instructora con Síndrome de Down, pero la intención es que no sea la única. Tanto desde el área de Discapacidad de la Municipalidad (dirigida por Natalia Yalovetzky) como desde el espacio dirigido por Natalia Ivon Molina, ponen énfasis en que todas las personas se sumen a este tipo de actividades.

“Es importante pensar siempre en el otro y sentir que podemos sumar algo. Cuando estamos bailando si a alguien le cuesta un poquito más, acercarnos y ayudar. Hay personas a las que realmente les cuesta mucho sociabilizar y acá terminas siendo sociable, te guste o no. Los grupos se activan, vienen las master y la vida se hace más llevadera. Problemas hay siempre pero te puedo asegurar que la buena energía se contagia y eso es Zumba”.

Fuente: Vía Córdoba

¿Qué opinas de esta nota?