Circo Montreal, cinco generaciones de sanjuaninos contagiando alegría

Noe nos recibió en el patio de “su casa”, la carpa del Circo Montreal ubicada en el estacionamiento del Espacio San Juan. Con ella charlamos del arte y la responsabilidad de “hacer circo” y ser parte de una familia cirquera que recorre el país todo el año.


¡¡¡Había una vez… un CIRCO!!! cantaban Gabi, Fofó y Miliki a plena voz para contagiar su alegría a grades y chicos traspasando las viejas pantallas cuadradas blanco y negro de los años ‘70.

Hoy, 5 décadas más tarde, el CIRCO vuelve a abrir telón en San Juan, sin medios digitales de por medio, y con un show renovadísimo para toda la familia en estas vacaciones de invierno. 

“Estamos muy felices de estar de nuevo en San Juan. Siempre en esta provincia hermosa nos han recibido con los brazos abiertos y nos han dado lo mejor de ustedes, grandes artistas, aplausos y mucho cariño. Nos encanta venir, por eso este año en la gira nos guardamos las vacaciones de invierno para estar acá”, asegura Noe, la encargada de Relaciones Públicas del Circo Montreal, quien nos abrió el telón de par en par y nos dejó pasar tras bambalinas para contarnos algunos secretitos de la vida de circo.

“En el plantel tenemos un montón de chicos de San Juan, y son de los mejores. Tienen muy buena materia prima en esta provincia, ustedes pueden sentirse orgullosos”, aseguró la trapecista. “Ya somos cuarta y quinta generación de familias con integrantes nacidos y criados en el circo”, agregó.

“No es nada fácil la vida de circo, nuestro itinerario no es sencillo, muy monótono”, asegura Noe. “Para mí, aunque me la paso viajando, la vida es siempre la misma, lo único que me cambia es el patio de mi casa”. Como cualquiera de nosotros, ellos tienen su rutina. Levantarse, limpiar sus casas, hacer las compras, hacer la comida, llevar los chicos a la escuela y ensayar cada día. Más el show cuando les toca. Nosotros con los chicos podemos hacer la escuela en cada provincia en la que estamos, es ambulante. Esa ley la implementó mi mamá en Córdoba. Es una ley de escolaridad para niños golondrina”, cuenta con orgullo la entrevistada. “Acá tenemos chicos de primario, en el jardín y también en el secundario. Él la tiene difícil, porque tiene mucho que estudiar y también que ensayar”, agrega.

“Ha pasado muchas veces que los chicos no quieran continuar con la tradición  del circo. Pero pasan los meses, o hasta algunos años, ellos hacen sus carreras profesionales pero vuelven, al final el circo les tira”.

 

Noe rescata el mantenimiento del circo como concepto en tantos años de historia. Pero también se mostró muy cauta respecto de la proliferación de las llamadas Escuelas de Circo en estos últimos años. “La palabra circo abarca muchas cosas, algunos la utilizan bien y otros mal. Decir que “es todo un circo” para referirse a que es todo un lío no me parece. Esto es un trabajo, una empresa. Tenemos acá nuestro orden, nuestros horarios y debemos cumplirlos. No porque hagamos humor es improvisado o sale todo de risas, tenemos nuestras formas que cumplir y responsabilidades. Estas escuelas que enseñan circo también deben enseñar la vocación y la disciplina, que no les hagan creer a ellos que esto no es serio, acá hay que tener responsabilidad porque todo lleva un riesgo. Para hacer lira no es dar dos vueltas, uno tiene que tener fuerza, coordinación y responsabilidad para poder hacerlo. Acá todo tiene un ritmo y una forma, por eso estoy de acuerdo con las escuelas de circo, pero a la vez pido que se enseñe todo, no lo liviano como pasatiempo. Sin embargo, a fin de cuentas, a mí me llena de orgullo y ganas de saber que hay chicos que les gusta aprender nuestro arte. Eso hace que se renueve siempre el aire”.

SOBRE EL SHOW DEL CIRCO MONTREAL

“Queremos entregarles lo mejor de nosotros, por eso nos vamos renovando. Todos los años hacemos un espectáculo nuevo. Este año estuvimos girando por todo el país, ya hemos pasado por Río Negro, Mendoza y nos guardamos las vacaciones de invierno para volver a San Juan.

No quiero adelantar mucho del show, porque sino perdemos emoción, pero hay muchas cosas para sorprenderse. Hay mucha producción para chicos por las vacaciones de invierno. Los más chiquitos de acá se están perfeccionando con actos que son fenomenales. Tenemos a la mujer serpiente, tenemos a un chico que hace parada de manos a más de 3 metros de altura, tenemos a un artista que se sube a un monociclo de casi 5 metros, tenemos malabaristas, acrobacias, telas, aro americano o lira, y muchas cosas más”, adelantó la artista oriunda de Córdoba.

El Circo Montreal debutará en San Juan esta temporada en esta noche de viernes 5 de julio a las 21:00 horas, con una carpa totalmente renovada, perfectamente calefaccionada y con mayor capacidad. Está ubicada en el estacionamiento del Espacio San Juan, por avenida Ignacio de la Roza pasando San Miguel, en Rivadavia.

Estará durante todas las vacaciones de invierno en nuestra provincia con funciones de lunes a viernes a las 17:00 y 19:00 hs; y sábados y domingos agregan una tercera función a las 21:00 hs.

 

¿Qué opinas de esta nota?