Cristina Kichner habló de marcas «pindonga o cuchuflito» y en las redes no la perdonaron

En la presentación de su libro en Mar del Plata criticó la situación económica y habló de líneas alimenticias "que nadie conoce". Qué le respondieron en Twitter.

«Pindonga» fue una de las tendencias del viernes pasado en las redes sociales. Ese fue el particular término que usó la precandidata a vicepresidenta del Frente de Todos Cristina Kirchner en la presentación de su libro «Sinceramente» en Mar del Plata para referirse a las segundas marcas en los supermercados, en medio de las fuertes críticas al Gobierno por la situación económica. Como era de esperar, las redes no la perdonaron y cruzaron a la expresidenta por sus declaraciones.

«Durante nuestra gestión los supermercados rebosaban de mercaderías de primera marca. Ahora aparecen y proliferan marcas que nadie conoció, la pindonga, el cuchuflito. Hasta te venden productos que dicen en lugar de leche, producto lácteo que contiene leche. ¿Qué es eso? ¿Esto es capitalismo? Capitalismo era cuando Axel (Kicillof) estaba de ministro de Economía y la gente compraba y consumía y podía viajar», dijo la exmandataria, que elogió al precandidato K a gobernador bonaerense.

Cristina consideró además que el gobierno de Mauricio Macri «es no capitalista» y rechazó los cuestionamientos del compañero de fórmula del Presidente, Miguel Ángel Pichetto. «A vos Axel, que uno te acusó de soviético y no se qué cosa rara. Estos son soviéticos. Esto es un régimen no capitalista», criticó la exmandataria.

Durante su exposición comparó la situación de la Argentina con la desaparición de la Unión Soviética. «¿Alguien vio la película ‘Good Bye Lenin’? Se acuerdan de esa parte donde en la Unión Soviética iban a esos lugares a comprar y no había marcas, había dos o tres tarritos y podías llevarte solamente uno o un cachito de carne porque la ración era tanto de carne, tanto de azúcar, tanto de harina. Ahora va la gente y dice ‘¿me da 100 pesos de carne o 30 de pan?’. Ahora están racionando. Esto es un régimen no capitalista, donde la gente no puede comprar lo que quiere ni la cantidad que quiere», criticó.

En la redes sociales rebotaron fuerte las críticas de la expresidenta y muchos usuarios salieron a bancar a las segundas marcas, que crecieron en demanda en los supermercados por efecto de la inflación.

 

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir