Un EJEMPLO DE AMOR: Adoptaron SEIS hermanos para no separarlos

Victoria participó junto sus hijos en el programa "Quien quiere ser Millonario" y emocionó a todo el País.

Un ejemplo de amor, así describió Santiago del Moro a la historia de María Victoria Lillia, participante de Quién quiere ser millonario que jugó acompañada por sus hijos.

Cuando Victoria adoptó a Antonela no esperaba que pocos años después el sueño de tener una hija se convirtiera en una gran familia, y en el gran regalo de su vida. «A los siete años Antonela dijo que quería tener un hermano, y entonces nos hablaron de Cris, que estaba en Misiones hospitalizado».

Cristian había entrado al hospital por una neumonía, pero el cuadro se complicó y tuvo que estar internado un mes y medio: «Le hicieron una traqueotomía y eso derivó en un problema en la laringe y en sus cuerdas vocales. Fue muy difícil para nosotros, tuvo nueve intervenciones quirúrgicas en el hospital Garraham, y la rehabilitación hasta que empezó a hablar». Pero el bebé tenía cinco hermanos más que estaban con una familia sustituta, y en el término de un año Victoria entendió que no podía separarlos y también los adoptó. Así se convirtieron en una gran familia, que hoy ya le dieron dos nietos.

Como el año pasado falleció el papá de los chicos, que los ayudaba «pagando el alquiler, los servicios y la medicación de Cristian», Victoria tuvo que mudarse y vender todo lo que tenía. Hoy trabaja cuidando chicos y haciendo limpieza en casas. Por eso, los 180 mil pesos que ganó el viernes serán exclusivamente «para aliviar un par de meses el alquiler y pagar la medicación de Cris». Y agregó: «Porque todavía no logro que me la den gratuitamente, como corresponde».

Con un pasado difícil, que incluyó cuatro años en un instituto de menores luego de la muerte de su mamá, Victoria hoy se fortalece día a día gracias a sus hijos: «Ellos son mucha luz en mi oscuridad».

¿Qué opinas de esta nota?