Los sanjuaninos le rindieron HONOR a SANTA ROSA en su día

Como cada 30 de agosto, los sanjuaninos se concentraron para recibir bendiciones de la santa de América. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el día de Santa Rosa los sanjuaninos llegaron a su santuario para agradecerle por sus milagros. Ella es catalogada como la protectora de toda América y también de Filipinas. Cientos de personas se acercaron a la misa en honor de la santa, fue una tarde con un clima ideal.

Santa Rosa fue laica, específicamente Terciaria en la Orden de Santo Domingo, es decir, una mujer que se vestía con túnica blanca y manto negro, llevando una vida consagrada a Dios pero en su casa.

Durante toda su vida buscó imitar a la más famosa terciaria dominica, Santa Catalina de Siena, a quien consideraba su «madre» espiritual.

El Papa Pío XII, en su radiomensaje del 27 de octubre de 1940 para el Congreso Eucarístico en Arequipa, en el sur del Perú, dijo: “¿No despuntó y se abrió en el jardín de Lima, cual flor primera de santidad de toda la América, cándida como azucena y purpúrea como rosa, la admirable Rosa de Santa María, que en el retiro y entre las espinas de la penitencia, emuló el ardor de una Catalina de Siena?”.

Un día mientras oraba ante la imagen de la Virgen pidiendo ayuda para decidir si entraba a un convento, sintió que no podía levantarse del suelo donde estaba arrodillada. Llamó a su hermano para que le ayudara pero él tampoco fue capaz de moverla de allí.

Entonces se dio cuenta de que la voluntad de Dios era otra y le dijo a la Virgen María: «Oh Madre Celestial, si Dios no quiere que yo me vaya a un convento, desisto desde ahora de su idea». Tan pronto pronunció estas palabras recuperó la movilidad y se pudo levantar.

Santa Rosa falleció el 24 de agosto de 1617, a los 31 años de edad. El Senado y otros dignatarios de la ciudad se turnaron para llevar sus restos al sepulcro.

¿Qué opinas de esta nota?