La esposa de Massa lloró al hablar de la POBREZA y de su reconciliación con el kirchnerismo

Acompañada por su marido, Sergio Massa -candidato a diputado nacional por el Frente de Todos-, se mostró visiblemente afectada por «lo mal que la está pasando la gente en la provincia de Buenos Aires»

Visiblemente afectada por el crecimiento de la pobreza y la delicada situación social de los argentinos que no cuentan con los recursos económicos suficientes para llegar a fin de mes, Malena Galmarini no logró contener sus emociones y lloró al explicar qué fue lo que la llevó a reconciliarse con el kirchnerismo.

«Caminando la Provincia veía el dolor contenido de la gente», arrancó diciendo con voz ronca y titubeante hasta que se quebró por completo. «Ir a los comedores y ver lo mal que todavía está hoy nuestra gente eso hacía que yo bajara mis propias resistencias porque yo estuve muy enojada con el kircherismo», remarcó.

La mujer de Sergio Massa, que aspira a ocupar un lugar en la Cámara de Diputados bonaerense, recordó que en un principio le costaba mucho pensar en un posible acuerdo con la ex presidente Cristina Kirchner.

«Pero mientras más caminaba la Provincia, más me daba cuenta que nuestros vecinos y vecinas necesitaban que nos juntáramos todos. Había una necesidad de nuestro pueblo, que había dejado de ser feliz», explicó en el programa Sobredosis de TV, al cual asistió como invitada junto a Sergio Massa.

Concibiendo a la política como la única manera de cambiarle la vida a la gente, recordó que empezó a sentirse egoísta por pensar en sus aspiraciones personales y no en la gente.  «Empecé a sentir que era egoísta, que me estaba mirando mi ombligo y que había que empezar a ver cómo sacar a nuestros compatriotas de la situación en la que estaban viviendo», dijo.

Relató que, en ese contexto de crisis, su marido empezó a frecuentar a Alberto Fernández, quien lo había asesorado en sus candidaturas a diputado y presidente años anteriores y a quien consideraba un gran político. «Sergio me contó que estaba charlando con Alberto y le dije (se vuelve a quebrar) ‘no necesito que me cuentes, no quiero que me cuentes porque no te quiero trasladar mis resistencias. Hacé como ya algunas vez lo hicimos…hacé lo creas que tenés que hacer por el país’. Al fin y al cabo mis hijos viven acá. Yo tengo mi casa acá y no tengo cuentas en el exterior», detalló.

Más allá de que admitió que su familia es como «la del promedio de todos los argentinos», dijo que cada vez le estaba costando más salir adelante. «Ni hablar a la señora que trabaja en mi casa, que todos los días la veo más apremiada», enfatizó.

Fue por eso que le dio rienda suelta a su marido y le dijo: «Andá y yo después veré lo que tenga que acomodar ¿Sabes por qué? Cuando vi a la mujer llorar en el Monumento de la Bandera sentí que esa señora ya no llora (se vuelve a quebrar) de dolor sino porque tiene sus sueños al alcance de su mano», concluyó.

Antes de sus declaraciones, Sergio Massa -candidato a diputado nacional por el Frente de Todos- aseguró que «la gente tiene la esperanza que los saquemos de este pantano y que hagamos que este gran país se transforme en ese gran país que nos merecemos». Y ponderó su decisión de integrar la colación que lideran los Fernández: «Los números que nosotros mirábamos mostraban números similares a los que hubo en las PASO. Hubo un premio a que cedió Cristina y a que nosotros integráramos esa coalición opositora».

Resaltó la figura de Alberto Fernández y reconoció que trabajó mucho para la construcción de la idea de unidad. «Mas allá de mi charla con Cristina, Axel (Kicillof) y todo el equipo, pudimos construir una coalición con un programa de gobierno. Y como decía (Matías) Lammens ‘que la diversidad nos haga más grandes’.Estamos convencidos de que vamos a cerrar la grieta», resaltó con mucho convicción.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?