Un joven con parálisis cerebral se RECIBIÓ de médico y se convirtió en un ejemplo para TODOS sus compañeros

Wenceslao Moreno tiene 22 años. Nació en Mar del Plata con parálisis cerebral y a los 11 años vino a Rosario. No puede escribir, ya que tiene dificultades en la motricidad fina por haberse quedado sin oxígeno en el parto. Sufrió bullying y tuvo que atravesar varias cirugías. Sin embargo, nada de eso le impidió practicar artes marciales –el Taekwondo es su pilar– y recibirse de médico. «Las limitaciones están en la cabeza, no en lo motriz», aseguró en Radio 2.

«Siempre viví con la medicina. Con médicos, neurólogos, kinesiólogos. Me propuse estudiar muy firme desde el primer día», contó. «Lo hice con cariño y amor. Se hizo más llevadero», añadió.

«Wenchy» señaló que dedicaba ocho horas diarias al estudio, incluso los fines de semana. «Fue una etapa bastante dura, pero hermosa. La verdad es que fue increíble. Cumplir un sueño es alucinante», expresó.

El joven médico contó que le quedaron secuelas motrices del parto, ya que se «quedó sin oxígeno»«No puedo escribir», comentó al tiempo que añadió que fue víctima de bullying y de «muchos prejuicios».

«Hace poco me subí a un colectivo. Me trataron como a un nene de 5 años. Yo me empecé a reir. Pensé: «Cuánto prejuicio hay a simple vista». Me pasó a mí también cuando fui a competir con chicos con discapacidad a los juegos nacionales. Me sentía bien con respecto al resto de la competencia, sin embargo, uno me ganó por afano», manifestó.

Wenceslao fue sometido a cirugías en la cadera y en los dos fémures y pudo hacer artes marciales, lo que más le gusta. «Taekwondo fue mi pilar, mi eje en todo. Mis entrenadores querían que saliera adelante. Me decían que las limitaciones estaban en mi cabeza, no en lo motriz. Pienso exactamente lo mismo«, indicó.

¿Qué opinas de esta nota?