HARTA de los abusos de su marido, le CORTÓ el miembro, se lo tiró a los perros y lo MATÓ

El horroroso casi sucedió en Ucrania. «Era la única salida», se justificó la mujer luego del asesinato. 


La aldea de Obariv, en el norte de Ucrania, se ve altamente alterada desde hace poco más de dos semanas. Allí, una mujer, cansada de sufrir violencia doméstica de parte de su marido, lo decapitó, le cortó el pene y se lo dio de comer a los perros.

La mujer, identificada como María, confesó el crimen a la policía, luego de que fuera detenida minutos después de cometer el acto. Según las autoridades locales, le dijo a la policía que «estuvo sufriendo violencia doméstica durante años» y que asesinó a su marido «para ponerle fin» a los abusos.

«Era la única salida», dijo la mujer que perpetró el ataque cuando Oleksandr, de 49 años, regreso a su casa después de su trabajo en el turno noche el pasado 23 de agosto.

Los detalles son escalofriantes. Según la policía, ella lo estranguló hasta la muerte con sus propias manos antes de agarrar un hacha y cortarle la cabeza. Después de eso, María usó un cuchillo de cocina para cortar los genitales de la víctima y alimentar a sus perros con el órgano, según informan los medios de comunicación locales.

Más tarde trató de cortar el cuerpo en pedazos, pero fracasó, dijeron los investigadores.

Mirá también

“Los gallos no violan a las gallinas”: la respuesta de un ganadero al grupo vegano de la polémica

Cubierta con la sangre de su marido, María salió corriendo de la casa de su familia a la calle donde fue vista por Nadezhda Opanasiuk, una vecina que contó cómo fue el diálogo con la mujer que acababa de asesinar a su esposo.

Nadezhda Opanasiuk, la vecina de María y Oleksandr. (Captura de TV)

Nadezhda Opanasiuk, la vecina de María y Oleksandr. (Captura de TV)

«Ella dijo: ‘Estoy en problemas. He matado a mi marido'», reveló. Y aseguró que no le creyó y que entró a la casa por sus propios medios para comprobarlo. «Cuando entré en la habitación, vi su cuerpo mutilado. Las sábanas estaban empapadas de sangre», agregó.

Al salir, la vecina la preguntó a María dónde estaba la cabeza de Oleksandr y ella le respondió que estaba «en la cama».

Inmediatamente la señora Opanasiuk logró alertar al resto de los vecinos, que llamaron a la policía. María confesó haber asesinado a su esposo en la escena del crimen y le contó a la policía todos los detalles antes de ser arrestada.

El portavoz de la policía, Vadim Artiukhovich, dijo: «El sospechoso confesó en su totalidad en la escena. Fue acusada de asesinato y puesta bajo custodia. La mujer dijo que constantemente estaba sufriendo abuso físico y emocional y que no veía otra opción para terminar con su miseria«.

El lugar del crimen en la aldea de Obariv, en Ucrania. (Capturas de TV)

El lugar del crimen en la aldea de Obariv, en Ucrania. (Capturas de TV)

Los vecinos dicen que, de hecho, vieron al marido golpeándola y persiguiéndola con un hacha muchas veces. Sin embargo, la mujer nunca denunció los incidentes.

El hijo de María, Viktor Fesianov, no puede perdonarla por lo que hizo. «Sé que es mi madre. Pero no quiero volver a verla», dijo a los medios de comunicación locales.

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?