Le ganó al cáncer y sigue en la pelea pero ayudando a otros

Rubén tiene 43 años y hoy su vida está abocada a la solidaridad. Hace cuatro años, su situación era muy distinta. En 2015 le diagnosticaron leucemia. Afortunadamente, su hermana fue su donante de médula ósea y él pudo ganarle la batalla a la enfermedad. Luego de superar los meses de angustia y tratamientos, empezó a “dar el vuelto”, ofreciendo él su ayuda a los demás. Junto a amigos, muchos de los cuales conoció por estar enfocados en acciones solidarias similares, crearon “Cero Blastos” (por la células malignas en la sangre).


Su organización tiene como objetivo ayudar a pacientes de cáncer, asesorándolos en relación con tratamientos y a coberturas médicas y de obras sociales. Y también colaborar con ellos en sus búsquedas de donantes y sus necesidades. Se las rebuscan para conseguir los medicamentos y también realizan campañas en José C. Paz y San Miguel para con cientizar sobre la importancia de la donación de médula ósea.

¿Qué opinas de esta nota?