NOTICIÓN: juntaron la plata que faltaba y Benito podrá viajar para curarse del cáncer

Tiene un cáncer muy agresivo y su familia consiguió el turno para realizar la primera etapa de evaluación en Barcelona, donde le dan esperanza de cura. Ahora piden palabras de aliento y oraciones de apoyo.


Benito es un chico alegre, gozaba de buena salud con sus controles pediátricos al día y disfrutaba de ir al jardín con sus amigos. Tiene cinco años y es de Berazategui. Actualmente está en tratamiento a raíz de una enfermedad conocida como Neuroblastoma IV, con metástasis en los huesos y la médula. Fue diagnosticada por un informe patológico 17 de abril de este año y a partir de ese día la familia no se detuvo hasta encontrar más opiniones médicas. El dos de mayo, comenzó con la quimioterapia y hasta hoy continúan buscando una solución.

Sus papás Mariano Riñon y Jennifer Bussinger, encontraron una posibilidad de tratarlo en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, en España. Allí aseguran dos cosas: que trabajan con este tipo de casos específicos y que en el 55 por ciento de los chicos atendidos, la enfermedad se cura.

Los padres cuentan con el apoyo de mucha gente que se movilizó para recaudar fondos suficientes para conseguir el turno en ese lugar y el traslado. Hicieron una difusión masiva en redes sociales y su historia llegó a todo el país. Hoy están en viaje pero aún podemos ayudar.

Sobre el Neuroblastoma

“El Neuroblastoma es uno de los tumores sólidos más frecuentes en pediatría y la posibilidad de curación depende del estadío en el que fue diagnosticado y de otros factores pronósticos”, explicó a este medio Ruth Kiman, médica pediatra especialista en cuidados paliativos (M.N. 61.732) y docente asociada de pediatría de la Facultad de Medicina de la UBA. Por su parte, también agregó: “En estos chicos a veces se puede hacer, como parte del tratamiento, un trasplante de médula, pero para eso hay que ver en qué situación clínica y estadío está y cuáles son las necesidades y posibilidades para que se pueda curar”.

Si la cura no es posible, se puede mejorar su situación, asegura la especialista. «En Argentina hay muchos lugares públicos que están al nivel de cualquier lugar de los mejores en el mundo», afirma Kiman. Hasta ahora se trató en Buenos Aires, pero hoy su única esperanza de cura parece estar en Barcelona.

Desde el sitio del Hospital Sant Joan de Déu, donde asitirá Benito, afirman que realizan un tratamiento de inmunoterapia anti-GD2 que aumenta la supervivencia en los pacientes con neuroblastoma de alto riesgo en un 20 por ciento.

También aseguran que descubrieron que, en estudios in vitro y en ratones, un medicamento aprobado para enfermedades metabólicas frena el crecimiento y la agresividad del neuroblastoma. «Hemos diseñado un ensayo clínico en pacientes», concluyen desde el Hospital.

¿Qué opinas de esta nota?