Tuvieron una hija con Síndrome de Down y adoptaron otros cinco chicos con este trastorno

La pareja los acogió, uno a uno, a lo largo de los años.


Hace 22 años, Leah Spring tuvo su tercera hija, Angela, que nació con Síndrome de Down. Luego del parto, Leah se hizo una histerectomía producto de las complicaciones durante el embarazo, aunque «siempre deseó» tener otro bebé. Años después, ya separada de su marido, eligió convertirse con su nueva pareja en madre de cinco chicos más, todos con el mismo trastorno genético de su hija.

En 2010, esta veterana de la armada de Estados Unidos acompañó a una amiga en un viaje donde adoptaría a un niño con necesidades especiales en Serbia. Esto la inspiró y decidió seguir su ejemplo. Así, entre 2010 y 2015 la pareja -que ya llevaba junta siete años- acogió a cinco chicos y, en enero, recibirán otro más. La mujer explicó que todos son oriundos de Serbia, estaban institucionalizados y alojados en lugares poco adecuados.

«La adopción no significa hacer algo por uno mismo sino por alguien más. Acoger a niños grandes e institucionalizados no debería hacerse para sentirse bien. El motivo debe ser intentar llenar una necesidad existente y eso es lo que hicimos», reflexionó Leah, consultada por medios extranjeros.

La pareja describió la crianza de sus hijos como un «placer» y explicó que existen pequeñas recompensas, que se reflejan en las sonrisas y el orgullo que le despiertan los chicos. Algunos de los jóvenes también tienen autismo y todos -excepto dos- no hablan.

«Sentimos que entendíamos el Síndrome de Down y podíamos ofrecerles a estos chicos un hogar, algo que creímos que no sucedería de otra manera», confesó Leah. Con respecto a su vida, la mujer asegura que se basa en la rutina, aunque tienen desafíos diarios, que los chicos superan a su tiempo. «Axel terminará la secundaria en breve, Audrey recién empezó a comunicarse con palabras y Asher empezó su camino con señas. Todos los días podemos ver sus aprendizajes», concluyó Leah.

Fuente: TN

 

¿Qué opinas de esta nota?