Martiniano, el nene de 13 años que necesita un TRANSPLANTE de CORAZÓN

Martiniano Grasso Manrique tiene 13 años y está internado en el Hospital Italiano de Buenos Aires. El chico mendocino necesita urgente un trasplante de corazón para poder seguir viviendo.


Todo surgió durante un viaje a Buenos Aires en donde Martiniano fue con junto a su hermano Juan Pablo y sus padres Andrés y Mariela Manrique. El niño de 12 años comenzó a sentirse mal, sin energías, cansado, y fue llevado a un hospital en donde el diagnóstico fue que tenía en el cuerpo un virus normal del que no había que preocuparse.

«Al volver a Mendoza seguía mal y lo llevamos al hospital Español en donde quedó internado y diagnosticaron que un virus había ingresado a su corazón por lo que padeció un edema. En una junta médica decidieron que lo mejor sería llevarlo al Hospital Italiano de Buenos Aires y ahora estamos acá esperando», explicó Juan Pablo, el hermano mayor (18 años) de Martiniano, en diálogo con Canal Siete.

Paradógicamente, en un mes, Martiniano pasó de un cuadro viral normal a estar primero en la lista nacional de trasplantes del Incucai.

Desde hace 20 días está internado en coma inducido para no desgastar los órganos esperando en emergencia nacional que aparezca un donante. «Lo único que queda es esperar a que llegue un corazón porque se necesita un trasplante. Tenemos toda la fe en que va a aparecer. Lo único que pedimos es que la gente sepa lo importante que es donar órganos», reflexionó Juan Pablo Grasso.

Por otra parte, la doctora Gabriela Hidalgo, responsable del Instituto Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza, habló con El otro mundo por radio Nihuil. «Más que concientizar la población habla y los números han mejorado notablemente. Cada 4 o 5 horas ingresa un paciente a la lista de espera. Las donaciones nunca alcanzan, porque no tenemos tantos donantes como personas que necesitan. Ha mejorado muchísimo la cantidad de donantes, pero todavía falta», explicó la profesional invitando a a reflexionar sobre la donación de órganos.

Los posibles donantes de órganos son aquellas personas que tienen una muerte cerebral o que mueren por un trauma o grave lesión en el cerebro. En cambio, los que mueren por un paro cardíaco, por ejemplo, pueden ser donante de tejidos, pero no de órganos.

La doctora también aclaró que en el tema de la donación no importa la edad del paciente sino el tamaño del cuerpo y órganos. «Los adultos pueden donarle a los niños de acuerdo a los tamaños. Lo que sucede es que, por ejemplo, un niño de 13 años tiene una caja torácica muy pequeña, entonces debería recibir de una mujer o de un hombre muy pequeño», aclaró Hidalgo.

En este momento hay 2 mendocinos pediátricos en emergencia, ambos de 13 años. Uno está a la espera de un pulmón y Martiniano a la espera de un corazón.

Ley Justina
A partir del 4 de agosto del 2018 entró en vigencia la Nueva Ley de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, Nº 27.447, conocida como Ley Justina, la cual contó con la aprobación por unanimidad en ambas Cámaras del Congreso de la Nación. La norma fortaleció el sistema de procuración y agilizó y simplificó los procesos de donación y trasplante.

La ley Justina marca un antes y un después en la donación de órganos en la Argentina. A partir de esta ley, todas las personas son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria.

¿Qué opinas de esta nota?