DOLOR: falleció Renata y sus papás decidieron donar sus órganos para salvar vidas

La muerte de la pequeña generó dolor y desazón en las redes.


Ella se llamaba Renata y cientos de sanjuaninos habían elevado sus plegarias por su recuperación; pero el 15 de noviembre la pequeña no pudo seguir luchando y terminó falleciendo, dejando un profundo dolor entre sus familiares y seres amados.

La familia de la pequeña comunicó que los óranos de Renata serán donados para salvar otras vidas y para que la luz de ella siga presente en otras personas.

«Renata se fue, desplegó sus hermosas alas y se convirtió en mariposa, para regresar a su hogar, a Dios», escribió conmovida una amiga de la familia y continuó: «seguirá viva en los corazones de cada uno de sus seres queridos. Pero hay algo más, Renata dejó vida para otros como ella; porque los órganos no van al cielo, se quedan acá y salvan vidas».

Q.E.P.D RENATA

¿Qué opinas de esta nota?