Una escuela HOMENAJEÓ a un exalumno que murió en la Guerra de MALVINAS

El Colegio Manuel Belgrano destapó una placa en honor al piloto Gustavo García Cuerva. La historia de un héroe.


El Colegio Manuel Belgrano de Temperley inauguró un mástil y una placa en homenaje al exalumno Gustavo García Cuerva, caído en la Guerra de Malvinas.

En el acto hablaron siete de sus excompañeros de la Fuerza Aérea Argentina (FAA): Carlos Perona, Luis Cervera, Esteban Tries, Jorge Sabbagh, Manuel Villegas, José Cruz y Roberto Funes.

arcía Cuerva estudió en este colegio de la zona Sur del Gran Buenos Aires hasta cuarto año, cuando decidió entrar a la FAA para ser piloto de aviones de combate. Según contó Clarín, este exalumno se convirtió en tripulante de uno de los aviones más importantes que el país puso al servicio de las acciones bélicas: un Mirage (M-III).

Malvinas no fue su primera batalla pero sí la que lo llevó a la gloria. El 1º de mayo de 1982 llegó a la base un alerta de la presencia de buques ingleses. Fue entonces cuando despegaron tres aviones Mirage desde la Base Aérea San Julián, para localizar y atacar a la flota enemiga.

Por la tarde, García Cuerva y su compañero Carlos Perona despegaron de la Base Aérea Militar de Río Gallegos. Tenían que encontrarse con sus otros compañeros en el mismo objetivo. De camino se encontraron con los poderosos Sea Harrier y Vulcan británicos. Perona fue alcanzado por un misil y decidió eyectarse para salvar su vida. Pero García Cuerva siguió firme en vuelo, pese a que a su avión se le estaba agotando el combustible.

Capitán Gustavo Argentino García Cuerva junto a su esposa Liliana Franco, poco antes de caer heroicamente en combate el 1º de mayo de 1982 (Fotos: Facebook/ Héroes 1982)Capitán Gustavo Argentino García Cuerva junto a su esposa Liliana Franco, poco antes de caer heroicamente en combate el 1º de mayo de 1982 (Fotos: Facebook/ Héroes 1982)

“Él no quería perder su nave. Tuvo la posibilidad de eyectarse en las islas y salvarse pero decidió seguir para salvar su equipo. Entonces optó por intentar aterrizar”, recordó Perona durante el acto homenaje a su compañero.

El piloto continuó y quiso llevar su avión hasta la Base Aérea Militar de Malvinas pero lamentablemente falló la comunicación directa con tierra y el fuego antiaéreo del Ejército Argentino lo derribó cuando estaba a metros de la pista de Puerto Argentino.

Tras cumplirse 37 años de su muerte, los alumnos de 6º año de esta institución educativa de Temperley le hicieron un homenaje a este excombatiente que recibió la máxima condecoración que puede tener un soldado, la medalla al «Heróico Valor en Combate».

 

“Lo empezamos a organizar en la clase de Historia con la profesora Elizabeth Rando”, contó Faustina Casaux, una de las alumnas que estuvo en la organización de este acto. En esta línea, la joven explicó que antes de realizarlo fue el excombatiente Gustavo Funes a darles una charla sobre la Guerra y les contó la historia de García Cuerva.

La inauguración se vivió con mucha emoción. Se trata de tres mástiles y una placa con el nombre de este excombatiente y una frase que refleja el sentimiento de los soldados que combatieron en la Guerra: “La bandera flamea orgullosa porque sabe que en este lugar la custodian valientes corazones que por ella la vida han de dar”.

La placa con la que los alumnos del Colegio Manuel Belgrano de Temperley condecoraron al piloto Piloto Gustavo García Cuerva (Foto: Gentileza Colegio Manuel Belgrano)La placa con la que los alumnos del Colegio Manuel Belgrano de Temperley condecoraron al piloto Piloto Gustavo García Cuerva (Foto: Gentileza Colegio Manuel Belgrano)

En el patio, estuvieron sus excompañeros de la FAA, que cantaron a viva voz el Himno Nacional Argentino. En un momento, Perona leyó unas sentidas palabras.

Entre los presentes, también estuvo la mamá de Gustavo, Isabel Calabrese, quien se acercó a saludar y agradecerles a todos los chicos que formaron parte de este homenaje. “Para mi es muy movilizador que reconozcan así a mi hijo. El dio la vida por este país y nadie nunca lo había homenajeado. Saber que estos jóvenes lo tienen presente y decidieron armar todo esto me pone muy contenta”, dijo Isabel, y reconoció: “Yo jamás me olvido de mi hijo, estoy muy orgullosa de él”.

De ahora en más, cada vez que los alumnos salgan al patio del Colegio Manuel Belgrano no solo recordarán al héroe de su escuela, Gustavo García Cuerva, sino también a todos aquellos excombatientes que dieron su vida por la Patria en la Guerra de Malvinas.

Fuente: TN

¿Qué opinas de esta nota?