Quebrada de Chita, un PARAÍSO NATURAL sanjuanino que DESLUMBRA a todos

El oeste de San Juan es un territorio de elevaciones que a muchos le cortan el aliento con de quebradas magníficas. Una de ellas es la quebrada de Chita, un lugar de profunda tranquilidad en donde se puede practicar turismo de aventura en circuitos naturales de extrema belleza


Una de las opciones para los amantes de la tranquilidad y el contacto con la naturaleza en su estado más puro es la quebrada de Chita, departamento Iglesia. Topográficamente se puede considerar a la quebrada como una zona accidentada, conformada por afloramientos rocosos alineados en distintas direcciones que originan una morfología variada.

A lo largo de la quebrada abundan guanacos, pumas, zorros, liebres y ñandúes. Esto se debe a que allí se encuentran vegas donde crece un pasto duro, que es utilizado como alimento en la cría de ganado. También hay presencia de hierbas como muña muña, ajenjo, jarilla, molle, chachacoma, valeriana, marancel, vira vira, doradilla, negrillo y granadilla.

Según los historiadores, los primeros habitantes de la zona llegaron alrededor del 8500 antes de Cristo. Eran provenientes del norte y se asentaron en todas las quebradas de la zona. Se los incluye dentro de la llamada Cultura de La Fortuna.

Ellos cazaban fundamentalmente el guanaco, la vicuña y el ñandú y recolectaban la algarroba, los frutos del chañar, algunas raíces de cactus, huevos de ñandú y juncos para hacer hilos. Estos grupos fueron, junto con sus congéneres en Calingasta los primeros habitantes de la Provincia de San Juan.

¿Qué opinas de esta nota?