Macri utilizará por primera vez la cadena nacional para contar su herencia

El Presidente podría dar un mensaje el jueves a la tarde para dar a conocer los «logros y deudas» de su gestión.


Decidido a dejar asentado el contenido de su gestión, el presidente Mauricio Macri utilizará por primera vez la cadena nacional por fuera de lo que mandan las obligaciones institucionales, como la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso. El jefe del Estado dará un mensaje, que en principio sería el jueves por la tarde, con los «logros y deudas» tras los cuatro años de su mandato.

El Presidente buscará así establecer su postura sobre la «herencia macrista», algo que descuentan en la Casa Rosada deberá pelear con los informes que hará el gobierno entrante de Alberto Fernández.

Macri, que siempre rehuyó de las cadenas nacionales por ser una marca ineludible de la forma de comunicarse de la expresidenta Cristina Kirchner, quien protagonizó unas 120, siempre se negó a los pedidos de sus asesores de comunicación. Incluso, hace menos de seis meses llegó a decir que «un teléfono de hoy tiene más poder de comunicación instantánea y global que toda la televisión en la década del 90».

Y se preguntó: «¿Por qué debería un gobierno interrumpir a la gente con sus novedades, sus anuncios, su propaganda? ¿Por qué habría de imponer su mensaje?». Hoy, cuando faltan ocho días del traspaso de mando, el clima es otro y la falta de interés sobre las actividades presidenciales explican el cambio de postura.

«Es una manera de hacer una bajada de línea sobre lo que hicimos y llegar a la mayor cantidad de gente con el mensaje. Va a presentar lo realizado por él estos cuatro años. Sus logros, pero también va a reconocer los temas en los que no logró hacer pie», adelantaron fuentes oficiales.

Durante la transmisión, que sería en un horario competitivo de la televisión -ese día Macri viajará por el día a Brasil para participar de la cumbre del Mercosur-, el Presidente presentará públicamente un balance de toda su gestión antes de entregarle los atributos a Fernández y someterse a la lupa de su sucesor.

La preocupación de Macri y su jefe de Gabinete, Marcos Peña, es que Alberto Fernández y Cristina Kirchner aprovechen el regreso al poder para mostrar una realidad que, según la mirada de los actuales ocupantes de la Casa Rosada, no sería real.

«Van a venir con que dejamos tierra arrasada, por eso es importante dejar en claro el mensaje de nuestra herencia», agregaron cerca del ministro coordinador, que puso a trabajar en las últimas semanas a un grupo de funcionarios para compilar información de todos los ministerios para que Macri exponga públicamente una «síntesis» de sus cuatro años en la Presidencia.

Se descuenta que el Presidente hará en los temas más cómodos, como el eje institucional y la lucha contra el narcotráfico, pero también abordará el capítulo económico. El encargado de darle forma a los informes es el subsecretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa, siempre bajo la estricta mirada de Peña. Es que este será la última actividad oficial antes de la marcha de la despedida, convocada para el sábado próximo a la Plaza de Mayo.

Hasta ahora, según sus propias palabras, Macri solo utilizó la cadena nacional en los 1° de marzo, al abrir las sesiones ordinarias del Congreso, que son obligatorias. Y si bien hizo otras presentaciones de mensajes grabados en ocasiones extraordinarias, como cuando anunció la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), nunca se valió del recurso que utilizó de forma constante la vicepresidenta electa.

¿Qué opinas de esta nota?