Un indigente le dio las frazadas a su hija para protegerla y él MURIÓ DE FRÍO

Un padre murió al lado de su familia tras no soportar las bajas temperaturas que padecen en Tailandia. 


Un hombre de 38 años murió de frío en la provincia de Bueng Kan, al noroeste de Tailandia. La familia solo tenía tres mantas para protegerse de las bajas temperaturas y Prasarn Homthong se las dio a su hija de ocho años para que pudiera dormir.

La niña a medianoche se acercó con una de las mantas al camastro donde dormía su padre, pero este ya había fallecido, según medios locales.

El padre, que vivía con otros parientes en una casa no habilitada para las bajas temperaturas con las paredes y ventanas sin aislar, y probablmente mal alimentado no pudo soportar los 9 grados bajo cero y falleció de hipotermia, según el certificada de defunción.

¿Qué opinas de esta nota?