Una MAMÁ entregó a su hijo a la Policía, acusado de manosear a una joven

Una joven de 22 años acusa a un adolescente de 15 de abuso sexual simple. Su mamá lo puso a disposición de la justicia. 


Una joven de 22 años denunció que fue acosada en las calles de Fernández Oro, por un adolescente de 15 años.

Un caso de abuso sexual simple conmociona a Fernández Oro (Río Nego), tras la denuncia que presentó una joven de 22 años contra un adolescente de 15, ambos de la localidad. La madre del acusado lo puso a disposición de las autoridades, según confirmó la fiscalía. Por tratarse de un menor no punible, interviene la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).

Este jueves se viralizó en las redes sociales un video de que muestra a una joven caminando y detrás de ella a un adolescente que la persigue. Rápidamente la madre del presunto responsable salió a confirmar que apenas lo reconoció, ella misma lo entregó a la Policía. El adolescente habría tocado las partes íntimas de la joven, según la denuncia.

El video se difundió el jueves, pero los hechos habrían ocurrido el lunes pasado durante la tarde. La hermana de la joven víctima aseguró que el acusado tiene 15 años, es decir que es menor no es punible, y que se abalanzó sobre la chica y tocó sus partes intimas.

Esto habría ocurrido a las 17, en el barrio Los Frutales, de Fernández Oro. En su relato, la hermana describió la vestimenta del presunto acosador, y así la madre del menor lo reconoció y lo entregó a la Policía.

Dijo que su hermana se bajó del colectivo y que el menor la empezó a seguir, sin que ella se no notara. Sostuvo que a las siete cuadras, en la esquina de las calles Los Pelones y Los Membrillos «la agarró de atrás y la tocó».

Luego, la madre del denunciado realizó una publicación en facebook, en la que aseguró conocer la «mala experiencia de tener una hija abusada», y que por eso actuó de esa forma. Manifestó sentirse «destruida», y prometió que hará lo imposible para que su hijo «reciba tratamiento».

Fuentes judiciales informaron que, pese a ser no punible, en el caso interviene la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), que realizará un acompañamiento para trabajar en la conducta del joven denunciado.

La hermana de la víctima se quejó de que muchos hablaron sobre la vestimenta de su hermana, y cuestionó que «no por cómo esté vestida alguien puede venir a tocarte, estas cosas tienen que cambiar, no es normal que pase esto», se lamentó.

«Si este chico hace esto con 15 años, ya mismo lo deberían estar tratando, no se debe dejar pasar algo así, la Justicia tiene que intervenir para evitar algo peor», advirtió.

Precisamente culpar a la víctima por la manera de vestirse, por la hora en que camina por la calle o por los lugares de frecuenta, son los argumentos habituales del machismo y el patriarcado para justificar la violencia de género. Basta pensar que un varón puede vestirse como quiera y caminar por donde quiera sin temor a sufrir una agresión por esas razones.

Fuente: Río Negro

¿Qué opinas de esta nota?