La familia sanjuanina que adoptó a dos hermanitos para no separarlos

Los pequeños fueron adoptados prematuros y estos papás aseguran que son su mayor bendición.


Una nena y un varón, fueron la bendición que ellos recibieron, hoy a punto de cumplir 7 años celebran la vida.

Ambos llegaron a la familia de Mónica y su esposo después de ser papás biológicos y lo único que querían era tener una familia. Mónica contó a Diario Móvil: «Ellos llegaron y evidentemente nos eligieron cuando tenían dos meses. Somos papás de niños prematuros, pero en una situación distinta. Los miedos siempre están ya que en nuestro caso los chicos venían con algunas patologías como tiroides, problemas de crecimiento, entre otros».

«HOY ESTÁN BIEN PERO SIEMPRE ESTAMOS ATENTOS. ELLOS NACIERON CON 31 SEMANAS Y DE UN EMBARAZO NO CONTROLADO Y POR ESO NO SABEMOS LOS ANTECEDENTES. ESTAMOS FELICES Y AUNQUE FUE RARO Y DIFÍCIL VOLVERÍAMOS A HACER LO MISMO SIN DUDARLO. SUS VIDAS SON ABSOLUTAMENTE NORMALES».

Los padres de estos pequeños sanjuaninos aseguran que ellos son la mayor bendición que han tenido.

¿Qué opinas de esta nota?