SpaceX oscureció uno de sus satélites para no molestar, pero aún no sirvió

La red Starlink está siendo cuestionada por astrónomos, y la solución aún no es muy aceptada

Hace tiempo te contábamos de la red de satélites Starlink de la empresa SpaceX, y es que su idea es genial ya que ofrecería muchas cosas, entre ellas, internet de alta calidad en todo el mundo. Pero no todo fue bien cuando los astrónomos se quejaron de que los satélites irrumpían en el cielo nocturno, estorbando para el uso telescopios terrestres.

Para ello, la empresa de Elon Musk añadió un satélite prototipo con una pintura especial negra, reduciendo el brillo del mismo y que se suponía no iba a afectar como los demás. Pero una publicación en Twitter del astrónomo Cees Bassa, afirma que el brillo del satélite oscuro no es mucho más reducido que el de los demás.

En la imagen, que es una fotografía de 18 exposiciones de 10 segundos cada una, se puede ver que se trata del satélite 44932 (Starlink-1130), y su brillo es menor pero no mucho menos que los demás, suponiendo que tiene las mismas condiciones y orientación.

Por el momento SpaceX se limitó a explicar que los satélites aún no llegan a su «órbita de trabajo», y que recién cuando esté en su posición final se podrá ver un cambio en su brillo. El problema existirá luego si esto no cambia el resultado, ya que aún no se han descubierto materiales anti-reflejo que no afecten el rendimiento de los satélites, y la solución «rápida» sería trabajar en una órbita más lejana, lo que implica un costo muchísimo más elevado.

¿Qué opinas de esta nota?