Su perro estaba muriendo y vendió su automóvil para poder operarlo

Hace algunos días, un hombre puso en venta su auto para poder salvar la vida de su perro.


Sabemos que puede sonar algo cliché pero jamás se vuelve viejo: el perro es definitivamente el mejor amigo del hombre. Así lo demuestra, una vez más, la historia que te compartimos hoy.

Una historia de amor incondicional entre un hombre y su perroque cuenta como Randy puso en venta su camioneta para poder salvar la vida de su querida perra Gemini.

Puso en venta su auto y así poder salvar a  su perro

Para Randy, Gemini lo es todo en su vida, su mejor amiga y la mejor compañía que podría tener jamás. Es por eso que él haría lo que fuese para salvarla, incluso si esto significase vender su camioneta.

Era un día como cualquier otro cuando Randy comenzó a notar algunas cosas extrañas en Gemini. El hombre se preocupó al ver que el perro no tenía la misma energía de siempre, estaba perdiendo peso y sus entrañas parecían hinchadas.

Todo esto, compañado de vómitos esporádicos, le dieron la clara señal a Randy de que era momento de llevar a Gemini al veterinario.

Tras un par de consultas diferentes nadie podría descubrir qué era lo que pasaba con el perro. Finalmente hallaron un bloqueo que amenazaba la vida de Gemini.

Un procedimiento verdaderamente caro

Dicha afección podía ser curada mediante un procedimiento sencillo pero verdaderamente costoso. Para ser más precisos, la operación de Gemini costaba unos US$4500, verdaderamente una fortuna.

Entonces el hombre decidió publicar su camioneta en Facebook para cubrir lo que le faltaba.

“Necesito solucionar lo que le está pasando a mi perro, sé que está muriendo. No me importa si tengo que gastar todo lo que sale esta camioneta. Mi perro es mi mejor amigo” escribió Randy junto a la publicación.

Esperando el milagro

Lo cierto es que un gran amigo de Randy le había prestado unos US$1500 para usar en la operación pero seguían faltando US$ 3000, todavía una suma importante.

Afortunadamente, la fundación SOAR (Street Outreach Animal Response Initiative) contactó a Randy para ofrecerle una donación del dinero que le faltaba para salvar la vida de Gemini.

Nadie quien había sido parte de la colecta conocía a Gemini pero sin embargo todos decidieron ayudar a la causa. Fue así que la perra fue operada con éxito y el bloqueo fue removido.

Un final feliz

Ahora Gemini se encuentra en buena salud pero en pleno proceso de recuperación. Por suerte cuenta con un dueño que la ama con todo su corazón al igual que ella lo ama a él seguramente.

Otra historia que demuestra el gran vínculo que se puede generar entre una persona y su perro y lo hermoso que puede ser esto.¿Quién no daría todo lo que tiene a su alcance para poder salvar la vida de su perro?

¿Qué opinas de esta nota?