El calor de los militantes en el Congreso: «FUERZA PRESIDENTE»

Alberto Fernández abre la Asamblea Legislativa y el aparato peronista lo apoya en las puertas del Congreso. 


Con expectativa por los anuncios, fuerte presencia gremial y mensajes antimacristas, la militancia comenzó a llegar a la Plaza Congreso, donde escuchará el mensaje del presidente Alberto Fernández durante la apertura de sesiones legislativas.

Frente a un Congreso semi cubierto por obras de restauración se suman a las muestras de apoyo al mandatario y a Cristina Kirchner mensajes relacionados a los temas que, se prevén, serán ejes del discurso.

Hay numerosos pañuelos verdes en favor de la despenalización del aborto, menciones a la Justicia y llamados a la unidad.

«Macri ladrón, socio del Poder Judicial», reza una de las pancartas más grandes instaladas sobre la reja del monumento a los Dos Congresos. El cartel no tiene firma.

«Rompieron todo», dice una de la remeras que se venden en los alrededores de la plaza. Se venden entre 300 y 400 pesos

Con su pañuelo verde atado a la mochila, Ximena Greco, de La Matanza, espera un mensaje claro del Presidente. «Ya dijo que lo va a hacer [enviar al Congreso un proyecto de legalización del aborto]. Si lo hace, este año sale. Solo falta la decisión», dice con entusiasmo. De fondo suena la canción «Avanti morocha» a todo volumen.

Las referencias a la vicepresidenta superan con amplitud a las del Presidente. Su cara está plasmada en una de las banderas más grandes, colgada de la Confitería del Molino. A su lado, casi del mismo tamaño, está la cara del gobernador bonaerense Axel Kicillof. Encima de ambos, Raul Alfonsín.

A pocos minutos de que comience la ceremonia, la plaza aún no está colmada, pero ya hay militantes de La Cámpora, de la CGT, del sindicato de Dragado y Balizamiento, de la Unión Obrera Metalúrgica y de trabajadores docentes, entre otros. También hay grupos de seccionales peronistas bonaerenses. Entre ellas, destacan los carteles de Gabriel Katopodis, exintendente de San Martín y actual ministro de Obras Públicas.

Además del merchandising clásico del kirchnerismo, en la plaza también hay espacio para la kermesse. En una carpa se invita a los militantes a tirar un dado gigante con «caras peronistas» como las de Cristina Kirchner, Fernández o Eva Perón. El rostro que queda hacia arriba indica qué careta se lleva el militante tras una colaboración para un comedor de La Matanza.

En una suerte de reedición de la liturgia que desplegó la militancia durante la asunción de Fernández, los afiches que dicen «volvimos» volvieron a verse en la plaza, pero esta vez con un agregado: «Fuerza Presidente».

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?