Los rugbier’s quieren VOLVER A SUS CASAS: «Sus casas están aptas»

El Servicio Penitenciario de Buenos Aires elaboró un informe en que asegura que las viviendas de los detenidos por el crimen de Fernando están aptas para el monitoreo


Los domicilios de los ocho rugbiers detenidos en Dolores acusados del crimen de Fernando Báez Sosa ocurrido en Villa Gesell son aptos para el monitoreo, indicó el Servicio Penitenciario Bonaerense en un informe que presentó ante el juzgado que lleva el caso, a cargo del juez de Garantías David Mancinelli.

Para cumplir con los requerimientos técnicos, los domicilios deben tener línea fija de teléfono o excelente señal de celular.

Se trata de un informe de rutina al analizar la posibilidad de arresto domiciliario de los imputados, según fuentes del juzgado. Dicho análisis no significa que se deba conceder la medida.

Ahora faltan conocer los informes psicológicos y ambientales de los peritos asesores del Poder Judicial.

¿Es posible el arresto domiciliario?

El artículo 159 del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires limita el arresto domiciliario «a las embarazadas, madres con hijos menores de 5, mayores de 70 años o enfermos terminales». No es el caso de los rugbiers. Sin embargo, el artículo 163 del CPP permite conceder el arresto en forma excepcional si se logra «conjurar el peligro de fuga y de entorpecimiento» del procesado.

En líneas generales, a mayor pena en expectativa la ley presume que hay mayor peligro de fuga. Y este delito -tal cómo está calificado- tiene pena perpetua.

¿Qué opinas de esta nota?