Científicos sanjuaninos trabajan GRATIS para crear respiradores

Apelando a la solidaridad, un grupo interdisciplinario de profesionales denominado «Respirar Esperanza» sumó conocimientos y experiencia para desarrollar equipamiento ante la pandemia de coronavirus.


Con el respaldo del Ministerio de Educación, el Centro de Innovación Educativa Tecnológica (IxD) fue el centro de trabajo para la realización a escala y ensamblados, bajo autorización y respetando los protocolos sanitarios de prevención, del proyecto de creación de una respirador pulmonar automatizado.

A inicios de marzo, profesionales sanjuaninos de diferentes instituciones de Gobierno y universitarias, se unieron para colaborar solidariamente con su trabajo en beneficio de los sanjuaninos. El propósito es prevenir y resolver la falta de respiradores, uno de los problemas a los que se enfrenta el mundo por el coronavirus, que colapsó las instituciones sanitarias en las que se registran diariamente centenares de víctimas y pacientes afectados por el virus.

Los profesionales se autoconvocaron bajo el compromiso de poner al servicio de los sanjuaninos su conocimiento y experiencia conformando un equipo interdisciplinario, interinstitucional e interministerial. A través de un grupo de WhatsApp denominado «Respirar Esperanza», el 19 de marzo comenzaron su trabajo. El grupo está conformado por miembros de la Mesa de Inventores Sanjuaninos (MIS), científicos del departamento Electromecánica de la UNSJ, de los ministerios de Salud con el personal del Hospital Rawson y de Educación, a través de Infinito x Descubrir. Unificaron sus conocimientos, trabajando con las herramientas e infraestructura de instituciones y gobierno, pero con recursos económicos propios y ad honorem en las etapas de creación y prototipado de elementos creados.

Proceso de trabajo

En una primera etapa analizaron el estado del arte – técnica previo para conocer el nivel de desarrollo tecnológico existente en equipos y elementos, como así también los diseños de código abierto disponibles y alternativas de ingeniería inversa, para no transgredir derechos intelectuales de terceros.

Además, consideraron los requerimientos específicos de las áreas pertinentes del Hospital Rawson, para definir las prioridades de: investigación, desarrollo e innovación (I+D+i+Se), estableciendo como primera etapa desarrollar barbijos, pulmones artificiales, mascarillas de protección ocular y facial, respiradores automáticos y electrónicos e insumos menores.

Las herramientas empleadas fueron: impresoras 3D, CNC cortadora láser, instrumentos varios de medición, precisión, control y ajuste. Además de infraestructura de laboratorios, conocimientos y experiencias interdisciplinarias, para prever su escalado en serie.

Los profesionales trabajaron en sus domicilios particulares, en cumplimiento de la cuarentena implementada, comunicándose por WhatsApp. De esta forma iban coordinando avances y resultados de las experiencias realizadas.

En una segunda etapa, los diseños comenzaron a ser expuestos ante profesionales y especialistas del Hospital Rawson y Salud Pública, quienes realizaron observaciones y aportes para la corrección y mejoras de las piezas y así eficientizar su uso y dar cumplimiento a las normativa sanitaria.

En seis días los pre-prototipos, estaban listos para ser ensamblados. Bajo autorización y respetando los protocolos sanitarios de prevención, se estableció como centro de trabajo para la realización a escala y ensamblado, con la autorización del Ministerio de Educación, las instalaciones del Centro de Innovación Educativa Tecnológica (IxD). Tras nueve días de trabajo se mejoraron los prototipos, tras determinar que era viable su fabricación y ensamble local a costos competitivos y tras certificar que su función era eficiente dentro de los requerimientos sanitarios, se realizó una presentación formal.

Exhibición y prueba de funcionamiento

El 27 de marzo a las 9, algunos de los profesionales integrantes de «Respirar Esperanza» realizaron la presentación oficial y demostración de funcionamiento ante los directivos y profesionales del Hospital Rawson. Los expositores fueron: Héctor Molina, Pedro Bocca, Pablo Varela, Luis Pulenta y Marcelo Torres.

En la exposición participaron como valuadores de testeo de los equipos la gerente técnica, Mariana Míguez; el director de Planificación Daniel Crosara; médicos de distintas especialidades y profesionales a cargo de áreas afectadas a la atención de posibles pacientes afectados con coronavirus.

Conformación del equipamiento presentado

  • Una mascarilla facial oronasal para filtro descartable.
  • Modelos de vinchas para la incorporación de protector facial.
  • Una máscara completa de protección facial.
  • Un modelo de pulmón artificial
  • Un prototipo de respirador artificial automático y electrónico.

Los equipos y elementos de seguridad sanitaria presentados obtuvieronobservaciones muy favorables y técnicamente viables, en cuanto a mejoras, que se actualmente se están realizando para una validación definitiva para su uso, lo que a su vez posibilitará la fabricación en serie en la provincia dando respuesta a uno de los elementos más requeridos y de compleja adquisición al no estar disponible en el mercado. A su vez este aporte permitirá abaratar costos al Estado.

Quiénes integran «Respirar Esperanza»

  • Científicos de la UNSJ: Héctor Molina; Pedro Bocca y Manuel Galdeano.
  • Mesa de Inventores Sanjuaninos: Pablo Varela, José Saball, Javier de la Torre, Gastón Briozzo.
  • Ministerio de Salud, Hospital G. Rawson: Luis Pulenta.
  • Ministerio de Educación, Infinito x Descubrir: Marcelo Torres.

¿Qué opinas de esta nota?