Murió de un ataque corazón en el funeral de su madre que había fallecido por coronavirus

La joven fue enterrada junto a su madre y solo cinco personas pudieron despedirse.


 

Laura Richards, una joven inglesa de 32 años de edad,  no soportó el dolor de perder a su madre -Julie Murphy- por coronavirus y, durante su funeral, murió.

Laura estuvo al límite desde que se enteró que su madre había fallecido a causa del Covid-19. Desde entonces, tenía un leve dolor en el pecho al que decidió no prestarle demasiada atención. Sus hermanas creyeron que se trataba de “ansiedad” por el complejo momento que vivían.

Juntos, y con un mínimo de distancia, Laura y sus hermanas fueron al cementerio de Atherstone en Warwickshire para darle “el último adiós a Julie”. Sin embargo, en medio del funeral, la joven inglesa cayó desvanecida en el suelo, mientras decía “no puedo respirar, no puedo respirar”.

Al verla desmayada, sus familiares se apresuraron a ayudarla y trataron de administrarle RCP.

Mientras llegaba una ambulancia al lugar, sus hermanas y demás familiares se turnaban para tratar de mantenerla viva. Cuando llegaron los servicios de urgencia, se la llevaron a un hospital de Inglaterra donde falleció.

La joven fue enterrada junto a su madre y solo cinco personas pudieron despedirse.

¿Qué opinas de esta nota?