CONMOCIÓN: Dio a luz en el trabajo y dejó que su hijo se AHOGARA

Makuya Stephanie Kambamba, de 28 años, está acusada de asesinato en primer grado y asesinato en segundo grado. El bebé nació el 6 de mayo de 2020, pero ella abandonó el cuerpo en el baño de su trabajo.

Según los documentos judiciales presentados por la Patrulla de Carreteras del Estado de Missouri, el crimen ocurrió en la planta de Smithfield Foods en Milán, Missouri. La mujer, que está acusada por homicidio involuntario en primer grado y homicidio involuntario en segundo grado, no tiene abogado defensor.

Cuando fue detenida, horas después de la muerte del recién nacido, la mujer afirmó a los agentes que tras dar a luz sintió al bebé moverse mientras estaba boca abajo en el inodoro. Debido a los dolores del parto, la mujer se quedó sentada en el lugar  y no volvió a comprobar el estado del bebé hasta media hora después, cuando una enfermera de la empresa ingresó al baño. La autopsia reveló que el bebé se había ahogado. Por tal motivo, la Justicia estadounidense podría añadir el cargo de negligencia de un menor que resulta en la muerte.

La planta donde trabajaba la mujer está siendo testeada constantemente, ya que tuvo denuncias sobre personas que asistían a trabajar aún estando infectados con coronavirus. Tras realizar una serie de análisis se encontró que al menos 14 personas asintomáticas se habían presentado a trabajar en el frigorífico. Estos casos positivos se identificaron a través de un proceso de prueba en masa realizado en la planta, donde los empleados se testearon voluntariamente.

Fuente: Mitre

¿Qué opinas de esta nota?