Torturaron y enterraron vivo a un hombre que estaba acusado de abuso

El presunto violador murió en las últimas horas y levantó la polémica sobre la justicia por mano propia. 


 

MENDOZA.- El hombre de 29 años había sido encontrado en un basural de Godoy Cruz. Además de golpes, tenía mordeduras de animales e infecciones graves.

El caso, de supuesta justicia por mano propia, sigue estremeciendo a todos en Mendoza.

Juan Flores Ortubia, de 29 años, fue hallado en diciembre de 2019 entre la basura en un descampado de Godoy Cruz, en la provincia de Mendoza. Además de golpes, tenía mordeduras de animales e infecciones graves.El hombre había sido salvajemente golpeado, tenía graves infecciones y mordeduras de animales, llevaba varios días semienterrado. Familiares y vecinos de una chica de 21 años lo señalaron con el violador de la joven y decidieron hacer justicia por mano propia.

Flores sobrevivió durante días semienterrado entre la basura y con heridas gravísimas. Sin embargo,tras más de 4 meses de agonía murió anocheen el hospitalParoissien de Maipú.El hombre había sido trasladado desde el hospital Central el 24 de abril pasado al nosocomio maipucino.

Allí ingresó con antecedentes de neumonias y politraumatismo graves, le realizaron estudios que confirmaron su casi irreversible estado, lo pasaron a terapia intensiva donde sufrió un paro cardiorespiratorio y este martes por la noche falleció.

El casoFlores fue encontrado el 30 de diciembre de 2019. Ese día ingresó a terapia intensiva del hospital Central con severas heridas, mordeduras de animales y al borde de la muerte luego de haber sido golpeado.Según constataron los profesionales de la salud en ese momento, el hombre padecía una miasis, que es una enfermedad parasitaria causada por gusanos ya que habría pasado varias horas bajo tierra, heridas anales compatibles con abuso sexual, traumatismo encefalocraneano grave (TEC) y politraumatismo.

El sujeto, quien vivía calle Chuquisaca de ese departamento, fue acusado por vecinos por el presunto abuso sexual de una mujer de 21 años. Esto derivó en la persecución y ataque, según publican los colegas del diario Los Andes.

¿Qué opinas de esta nota?