Piden oraciones por el bebé sanjuanino que murió ahogado

El pequeño Ángel tenía tan solo un año y tres meses de vida.


El pequeño de un año se llamaba Ángel Ernesto Pérez y falleció al caer en un balde llenó de agua, en su casa de Villa Unión, en Chimbas.

Todo sucedió el pasado martes, cuando su mamá se encontraba junto al pequeño, lavando la ropa. Según comentaron, la mujer fue a tender la ropa y cuando volvió, encontró a su hijo sumergido en un balde de 25 litros, repleto de agua.

Intentó rescatarlo y lo trasladó raudamente a la salida más cercana, pero el pequeño Ángel no logró sobrevivir.

Personal de la Comisaría 17 realizó las pericias correspondientes, para determinar las circunstancias del triste deceso del pequeño.

¿Qué opinas de esta nota?