Ornella, la judoca sanjuanina que se prepara en cuarentena para cumplir su sueño

La deportista de alto rendimiento tiene tan sólo 16 años y un gran futuro por delante. 


Sin dudas, la situación por la que atraviesa la humanidad ha trastocado los planes de todos sus habitantes y en el mundo del deporte se ha sentido notablemente el receso obligado en sus actividades. Aquellos que practican disciplinas individuales no pudieron volver a hacer otra cosa que entrenar físicamente, sin poder participar -durante meses- en ningún tipo de competencia.

En San Juan, los deportistas de alto rendimiento que tenían diagramado un calendario deportivo de gran importancia para esta temporada hoy solo piensan en mantener su estado físico, soñar con algún torneo antes de fin de año y ya planean el 2021.

La judoca sanjuanina Ornella Gervasoni, a sus 16 años, no se ha detenido ni un solo momento y espera -ansiosa- el reinicio de la actividad. Cuenta que su rutina no ha cambiado a pesar de lo que sucede; sigue con su trabajo, de lunes a sábado, lo físico en horas de la mañana y técnico en la tarde, sin poder tener luchas por el tema del distanciamiento social. En la faz técnica hace trabajos de lances de judo con soga y siempre tratando de perfeccionar técnicas, tanto en desplazamientos como lances, en tanto que, en las tareas de fuerza, utiliza elementos como mancuernas y barra olímpica para lograr explosividad. Si bien entiende que todos los deportistas pasan por la misma situación, la idea es que, cuando la actividad se normalice, la encuentre en un buen estado para volver a luchar.

Para este año hay una serie de torneos en los que ha planificado participar, aunque todo sigue estando atado al regreso de los mismos. Para esta temporada, su agenda indica Torneo Nacional Apertura y Clausura, Centro de la República, en Córdoba, más torneos provinciales e interprovinciales. A nivel internacional, los compromisos son los torneos Sudamericano y Panamericano.

Algo muy importante que estaba en sus planes era viajar a Europa en 2020 para seguir perfeccionándose y que le sirviera de preparación para intentar participar en un campeonato mundial; estos planes se han pospuesto para el próximo año, siempre teniendo en cuenta los compromisos a los que deba asistir y también deberá definir junto a quien hará ese viaje. La idea es tratar de tomar parte del Circuito Grand Prix que se disputa en países de Europa y Asia (España, Portugal, Alemania, Corea del Sur, Kazajistán) y luego de los mismos, aprovechar los campus de entrenamientos que se realizan durante tres días, una vez que finaliza cada torneo, en el que toman parte los mejores luchadores del mundo y entrenadores de primer nivel.

En este periodo de abstinencia de torneos, Ornella recuerda cosas buenas y otras no tantas que le han sucedido en la práctica del judo. Entre las primeras, por ejemplo, ser varias veces campeona argentina, lograr un primer puesto en un Sudamericano, una medalla de bronce en un Panamericano o un primer lugar en un torneo realizado en el afamado Club Sogipa de Porto Alegre, Brasil. En su memoria está un torneo realizado el año pasado en Neuquén, donde ella decidió bajar de categoría y -por ende- se sintió débil a la hora de competir, también era su primer año en Cadetes y su primera competencia, la cual terminó ganando y a la que valoró por las condiciones en que la había afrontado y que le sirvió para darse cuenta que todos los sacrificios que hizo no fueron en vano.

Entre los recuerdos menos gratos, rememora el Panamericano de Colombia, el año pasado, donde para ella era muy importante superar la primera lucha, pero perdió y se sintió muy apesadumbrada; el consuelo vino luego, al enterarse de que la rival que la había vencido era campeona olímpica en los Juegos de la Juventud de Buenos Aires en 2018 y que, además, también ganó ese torneo donde era local; o sea, se trataba de una luchadora de gran nivel mundial.

Ornella destaca la importancia de un gobierno en el apoyo a un deportista de Alto Rendimiento, ya que ve -a menudo- que muchos de sus colegas, para poder participar en los torneos, que les demandan viajes, deben arreglárselas para conseguir recursos, mientras que la mayoría de aquellos que consiguen buenos resultados, lo hacen gracias al apoyo gubernamental de su provincia. Ella se siente agradecida por ser parte del Programa de Alto Rendimiento de la Secretaría de Deportes de San Juan.

Recordar que, además, nuestra representante ha iniciado el camino a Dakar 2022, estando entre las primeras seleccionadas, en un periodo de observación durante los años 2020 y 2021, durante el cual se decidirá quiénes serán los representantes argentinos en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2022.

¿Qué opinas de esta nota?