En cuarentena, feministas reclamaron en las calles «ABORTO LEGAL YA»

Este 28 se cumplen 15 años del comienzo de una lucha por la Interrupción Legal del Embarazo. 


A casi dos años del tratamiento de la ley presentada por 8va vez, que obtuvo media sanción en diputados y se rechazó en el senado el 8 de agosto de 2018 , los pañuelos verdes en las calles y en los balcones son un símbolo de la pelea de millones de mujeres y disidencias por este derecho elemental.

Recordemos que solamente la alianza entre los partidos mayoritarios, tanto de Cambiemos como de la oposición del PJ, con figuras como la kirchnerista Silvia García de Larraburu, con pactos con las cúpulas católicas y evangélicas y con el rol feudal de los gobernadores, como Manzur, Morales, Capitanich y varios otros, pudo impedir que se aprobara la ley.

“En el municipio de La Plata, de los 46 Centros de Atención Primaria de la Salud, solo dos garantizan ILEs, ya que cuentan con consejerías que forman parte de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir -que integra nuestra Campaña-, mientras la gestión política no da respuesta a esta demanda, dejando a la mayor parte de la población sin la posibilidad de un acceso rápido a este derecho. Esta desidia y omisión también se ve relejada en la falta de respuesta a nuestro pedido de reunión por la muerte totalmente evitable de una joven de 33 años por un aborto inseguro que realizamos hace mas de 5 meses” denuncia el documento de leído por la campaña por el derecho al aborto Regional La Plata.

“Tampoco podemos dejar de mencionar cómo los hospitales actúan en ciertos casos como centros de tortura: esto lo evidencia el caso de Santiago del Estero, donde una niña cuyo embarazo producto de una violación, tuvo que soportar la revictimización y demás violencias de mediques y funcionarios de alto rango, quienes obstaculizaron el acceso a su derecho a interrumpir su embarazo. Forzar a maternar es tortura, y esta tortura se intensifica en las niñas. Seguimos gritando que ¡son niñas, no madres!” declara también el documento.

La clandestinidad que nos impone el Estado, los distintos gobiernos y las Iglesias nos somete a prácticas inseguras, poniendo en riesgo nuestra salud e incluso nuestras vidas. Las mujeres que mueren a causa de abortos clandestinos son, en su gran mayoría, pobres.

Como denuncia el Observatorio de género de La Izquierda Diario, desde la presentación del proyecto por parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, murieron 653 mujeres por abortos clandestinos.

Fuente: La Izquierda Diario

¿Qué opinas de esta nota?