Guillermo, el papá sanjuanino que perdió a su hijo y hoy ayuda a otros padres

El dolor hizo que esta familia sanjuanina tenga el propósito de ayudar a los demás, ellos perdieron a su hijo y además de buscar Justicia, buscan alivio a tanto dolor.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guillermo es el papá de Lautaro, un niño que perdió su vida en un siniestro vial hace casi 5 años. Hoy Guillermo y su esposa canalizaron el dolor a través de una asociación que ayuda y orienta a familias que pasan por la misma tragedia.

Guillermo contó a Diarii Móvil: «Después de lo pasó comenzaron a aparecer otros siniestros y me puse a investigar casos anteriores. Ahí vi algunos casos más mediáticos, luego vino la ley seca. Me fui dando cuenta que pudieron sacar una nueva norma y de manera muy rápida porque quizás eran familias con más contactos. La idea era unir y reclamar porque todo quedaba en una marcha pero de ahí no pasaba más allá de eso».

«Por un cúmulo de casos vi que no había avances. Yo me concentro con algunos de las familiares de las víctimas que también se cruzaron con abogados » caranchos» . Por eso decidimos hacer algo, y surgió esta asociación que busca dar contención espiritual. El dolor de la pérdida lo pasamos y nos ayudó que siempre fuimos muy creyentes».

El padre del nene que perdió la vida en un siniestro vial, dijo: «Tuvimos y tenemos señales que Lautaro está con nosotros. Yo estoy en el proceso de diaconado y tenia dos opciones, echar la culpa a Dios o saber que mi hijo está con Él y yo quiero estar lo más cerca posible de mi hijo. Una vez, en sueños mi señora vio que Lautaro le señalaba el Santísimo, por ejemplo y de ahí surge la idea de tener una capilla detrás de la Parroquia de Villa Krawse».

Para recordarlo, Guillermo contó anécdotas sobre las manifestaciones que han tenido de su pequeño hijo y sostuvo: «Un día, fuimos a tomar un helado donde solíamos ir con él y nos encontramos con una promoción de películas. Y compramos 3. Una no sabíamos cuál era y las otros 2 no funcionaban. Cuando fuimos a ver la tercera que se llamaba «El Cielo existe», que son casos reales de fallecimientos, ver esa película por esos momentos que estábamos tan mal nos hizo muy bien».

«Cuando mi hijo muere, ese día me desperté de una siesta llorando y le dije a lautaro que me diera la mano en sueños. Luego alas tres de la mañana y me fui a la parroquia y me abrieron la capilla y me aferré al sagrario de madera y lloro y apoyado en el Sagrario lo veo a Lautaro que me reta y me dice «ya no podés darme la mano ahora me la tiene Dios».

La familia del pequeño relató que hicieron este grupo para ayuda espiritual. «En una oportunidad estaba cerca de uno de los responsables del siniestro y no sabía qué hacer. Cuando siento que alguien con un suspiro me dice» papá quédate tranquilo, no hagas nada». Todas esas cosas que nos han pasado han ayudado a transitar todo esto. Y nosotros queremos a través de esta entidad ayudar a la gente desde el minuto cero. Y que recordemos a las víctimas señalando los lugres».

¿Qué opinas de esta nota?