HORROR: Le abrieron el vientre a una mujer embarazada y le arrancaron su bebé

La joven de 22 años había sido secuestrada para cometer semejante crueldad. El bebé tenía ocho meses de gestación. 


Las sospechas quedaron confirmadas por la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, México: a Mónica Segura Temich la mataron porque, embarazada, le abrieron el abdomen y se lo perforaron tratando de sacarle a su beba. Tenía ocho meses de gestación. La sedujeron ofreciéndole ropa; la secuestraron en una estancia y allí la mataron.

La familia cree que se trata de una banda. Otras mujeres ya habían denunciado a otras personas que les ofrecían ropa. La joven tenía 22 años y había desaparecido el 1 de junio en Nuevo León. Su cuerpo fue encontrado el 27 de junio en una quinta ubicada en la colonia Jardines de la Silla, en el municipio de Juárez.

Mónica había desaparecido hace un mes, luego de salir de su casa para encontrarse con una mujer que supuestamente le iba a donar ropa para su beba. La joven madre se había puesto en contacto a través de redes sociales con una mujer que se hacía llamar Ana Paola Covarrubias. El diario Universal publicó que Mónica fue citada en una estación de Metro. Nunca más la vieron.

Días antes de que el cuerpo de Mónica fuera encontrado, policías de Nuevo León hicieron un allanamiento en una finca de la zona. Allí hallaron armas de fuego y una incubadora. En ese lugar le habrían arrancado a la beba a Mónica.

Un día después, el 21 de junio, la Fiscalía General del Estado (FGE) detuvo a Yuli “N”, de 33 años, señalada como presunta partícipe en el secuestro y la muerte de la joven madre. Además, junto con Yuli, fue hallada con una beba recién nacida.

De acuerdo al Ministerio Público, la detenida secuestró a la víctima y la llevó a la estancia, donde le arrancó a su beba del vientre, y lo colocó dentro de una incubadora. Según la autopsia, Mónica murió por un shock hipovolémico secundario, es decir una pérdida severa de sangre. Esta fue provocada por un corte que se realizó en el abdomen de la embarazada.

La Fiscalía General del Estado confirmó que después de realizarle pruebas de ADN a la niña, se encontró 100% de coincidencia con la pareja de Mónica Segura, es decir, el padre biológico de la beba.

Yuli «N», la mujer detenida, habría confesado su participación en el hecho, como así también habría marcado el lugar donde el 27 de junio se halló el cadáver de Mónica Segura Temich.

 

¿Qué opinas de esta nota?