Se casan en medio de la pandemia y piden que los regalos sean alimentos para comedores

«Le hemos pedido a nuestros amigos y familiares que en lugar de hacernos regalos a nosotros, inviertan ese dinero en alimentos para los comedores. Es una forma de ser solidarios desde el lugar que nos toca», dijo el joven que pronto dará el «sí»


Hace algunos años que Gastón Aparicio -concejal de Guaymallén por el PJ- y Luz Llorens militan juntos. Se conocieron haciendo trabajo social en las barriadas de ese departamentoLas historias de amor a veces son muy sencillas: enamorarse, convivir, formar una familia. Eso fue lo que hicieron estos jóvenes: formaron una familia ensamblada, junto con Jazmín (7) y Máximo (5), hijos de Luz.

Este año y luego de enterarse que Luz estaba embarazada, decidieron casarseLa decisión, como la de muchas personas este año, quedó postergada por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, Gastón y Luz no quisieron volver atrás. Lo que iba a ser una fiesta familiar y de amigos, se transformó en una campaña solidaria: todo lo que piden a modo de regalo de casamiento, son alimentos para los comedores de Guaymallén, que ellos conocen muy bien y en donde la situación social y económica es, según cuenta Gastón, apremiante.

Un mensaje de esperanza

«Decidimos casarnos en febrero, cuando nuestra hija Julia ya venía en camino. Nuestra fecha de casamiento era en abril, Mientras hacíamos los trámites y armábamos la lista de invitados, se declaró la pandemia».

Gastón Aparicio Concejal de Guaymallén (PJ)

Este es el encabezado de una historia particular. Lo que vino después fue la suspensión de los planes. Con los registros civiles cerrados en la primera fase de la cuarentena, era imposible pensar en dar ese paso.

Sin embargo, la decisión seguía en pie.

«Apenas supimos que habían comenzado a realizarse algunos de estos trámites, llamamos al Registro Civil, y pensamos que no nos iban a atender. Pero para nuestra sorpresa, sí lo hicieron y nos apuraron: no daban turnos con mucho tiempo de anticipación. Había un turno para la semana que viene y decidimos aceptarlo».

Si bien fue una sorpresa la rapidez con la que se le ofrecieron la fecha de casamiento, Gastón contó que no les preocupa, puesto que no va a haber ningún tipo de reunión social.

«El día del casamiento estaremos sólo nosotros dos y los testigos, no vamos a hacer festejo porque sabemos que tenemos que cuidarnos y cuidar a los demás. Además nuestras familias son muy numerosas y no podríamos elegir solamente a diez personas. Cuando volvamos a casa festejaremos con los niños»

Aunque podrían postergar la decisión hasta que pase lo peor de la situación sanitaria y nazca su hijita, Gastón y Luz decidieron no hacerlo. Hay otro motivo por el que decidieron casarse en medio de la pandemia.

«Queremos dar un mensaje de esperanza, demostrar que se puede seguir adelante y que es posible hacer proyectos y realizarlos aún en situaciones como esta»

Obsequios especiales

Además de la particularidad de un casamiento con barbijos y distanciamiento social, Gastón y Luz decidieron darle un fin social a la tradición de los regalos de bodas.

«Con Luz lo decidimos porque ambos veníamos de tener nuestras propias casas, y no necesitábamos cuestiones materiales. Militamos en barrios humildes de Guaymallén y sabemos que la gente la está pasando muy mal. Así es que le hemos pedido a nuestros amigos y familiares que en lugar de hacernos regalos a nosotros, inviertan ese dinero en alimentos para los comedores. Es una forma de ser solidarios desde el lugar que nos toca».

Según manifestó Gastón, tanto esta decisión como la de casarse ahora y sin ningún festejo, generó algunas controversias en las respectivas familias y amistades. Sin embargo, a ellos no les afectó: la decisión estaba tomada de antemano.

«Les pedimos que nos ayuden con esta campaña, y que no vayan el día del casamiento, por eso tampoco vamos a decir la fecha para que nadie esté tentado de no hacernos caso, ya va a haber tiempo de celebrarlo», explicaron.

Fuente: Diario Uno

¿Qué opinas de esta nota?