El bebé sanjuanino que cayó a un brasero salió de terapia intensiva: «es un milagro»

Se trata del pequeño que cayó accidentalmente a un brasero y estaba en grave estado.


Imagen meramente ILUSTRATIVA.

Sucedió en una morada de la calle Agua Cerrada, en el departamento de Valle Fértil. Allí el pequeño Joel Lisandro Molina, de apenas 3 meses de vida, cayó de su cochecito sobre un brasero encendido y se provocó gravísimas quemaduras.

Su mamá advirtió inmediatamente lo sucedido y llevó al pequeño al hospital zonal, pero dada la complejidad del cuadro, se decidió realizar el traslado al Hospital Guillermo Rawson.

El bebé llegó al área de terapia intensiva, con quemaduras en el rostro y brazo, además de complicaciones en sus vías respiratorias.

Las últimas horas fueron clave para su recuperación y actualmente evoluciona favorablemente. «El bebé está estable, fue desconectado de la asistencia respiratoria y ya pasó a terapia intermedia», indicaron desde el hospital.

¿Qué opinas de esta nota?